Dormir en los árboles, viendo las estrellas, en un chozo con jacuzzi, con vista a aves o en una yurta mongola rodeado de naturaleza es posible en Extremadura. En los entornos rurales llevan años apostando por alojamientos originales y la poca disponibilidad para hacer una reserva evidencian que tienen éxito en los turistas. El turismo es un sector

La región puede presumir de muchos de ellos tanto en la provincia de Cáceres como en la de Badajoz.

Bujíos astronómicos en Ceclavín

Al filo de las estrellas. Sobre todo en esas noches en las que el cielo está raso y la astrofotografía o disfrutar de una agradable estampa astronómica a través de un telescopio se convierte en un planazo. Más aún si alrededor solo podemos observar arboledas y naturaleza. Los bujíos astronómicos de Ceclavín (Cáceres) son la mejor opción para ello.

Se trata de 3 chozos construidos como las viviendas pastoriles (bohíos), ubicados exactamente en la Dehesa Boyal extremeña, donde se puede observar uno de los cielos más limpios de España, a dos kilómetros de la localidad cacereña de Ceclavín. Las construcciones se denominan: Vega, Deneb y Altair y tienen una forma redondeada, similar a la de un observatorio de estrella en forma de cúpula. Toda una experiencia original.

Bujíos en Ceclavín. El Periódico

El Jardin de las Delizias, yurtas mongolas en Casas de Castañar

Es el primer alojamiento de Extremadura con la catalogación de singular. ¿Esto qué es? Que es diferente al resto.

Atesora premios, el último lo recibieron hace poco unas semanas al Mejor Alojamiento Sostenible de Lujo de Europa, así como el segundo premio en las modalidades de Mejor Alojamiento Sostenible del Sudeste de Europa y Mejor Hostel de Europa en los GrINN Awards, entregados en Londres. Este alojamiento, una construcción como las que utilizaban los pastores nómadas de distintas zonas de Asia también recibió un galardón de este mismo periódico en 2021 en los V Premios Turismo.

Jardín de las Delizias. El Periódico

Habitat Cigüeña Negra en Valverde del Fresno

Experiencias de bienestar rodeadas de pura naturaleza. Un hotel rural que cuenta con solo 12 habitaciones en el que su entorno son 220 hectáreas de encinas, olivos y alcornoque, un refugio con piscina, asador y hammam que enamora a los amantes del turismo “slow” y el ecoturismo, la buena mesa, la ornitología, el oleoturismo, la observación de estrellas y las experiencias de bienestar.

Además cuenta con una almazara ecológica de donde se extrae "el oro líquido" de los ocho mil olivos. "No les rozan pesticidas, fertilizantes ni abonos que no sean naturales. Y es que los aromas y sabores de nuestro aceite de oliva virgen extra ecológico Cigüeña Negra son fruto de una tierra bien amada, de la singularidad de la aceituna manzanilla cacereña, la variedad autóctona de Sierra de Gata". En resumen, un acierto para días de descanso.

Hábitat Cigüeña Negra. El Periódico

Dormir en los árboles en Villasbuenas de Gata

Toda una aventura. Dormir en la copa de un árbol. El alojamiento, además de tener desayuno incluido y la posibilidad de diferentes cenas: romántica, informal... tanto en la cabaña como en su restaurante, ofrece varias actividades como paseos en canoa, rutas senderistas, camas elásticas y pesca, entre otras.

Disponen de seis tipos diferentes de cabañas: Aire, Aventura, Natura, Brisa, Musgo y Bosque de diferente capacidad y características. Se trata de una propuesta de lo más divertida y original en el corazón de Sierra de Gata.

Cabañas en los árboles. El Periódico

Akassa, alojamientos bioclimáticos en Las Hurdes

Tienen un diseño sorprendente. Alejados de lo convencional, son chozos en Pinofranqueado, Las Hurdes, que llama la atención de los turistas. Son cuatro casas rurales de dos plantas en un entorno rural muy llamativo.

Realizan más de 30 actividades diferentes: yoga, aeroyoga, mindfulness, masajes, técnicas de desarrollo personal, paseos y desayunos conscientes, baños de bosque entre otros. Así mismo también ofrecen rutas senderistas para el avistamiento de aves de la zona como el buitre negro y leonado.

Una apuesta ideal para el descanso y la desconexión.

Akassa, alojamientos bioclimáticos en Las Hurdes. El Periódico

Chozos El Solitario, en Baños de Montemayor

En el Valle del Ambroz, limítrofe con la provincia de Salamanca. Ahí se encuentran los doce chozos tan demandados por los turistas.

La idea de mantener esta construcción de rocas es trasladar al cliente a una Extremadura rural. "Granitos, maderas y tejados de escobas, que antiguamente daba cobijo a pastores de la sierra cuando se turnaban diariamente para cuidar el ganado a lo largo del año".

Tienen diferentes características, cuatro de ellos constan de dos plantas y tres con jacuzzi. El resto están equipados de cocinas, chimeneas con leña, calefacción, nevera y diferentes electrodomésticos.

El entorno es perfecto para la tranquilidad y la paz. Además, por su ubicación algunos inviernos suelen estar cubiertos de nieve y dejan una estampa preciosa.

Chozos El Solitario. El Periódico

Termas Aqua Libera, en Aljucén

Experiencia romana junto a Mérida. Recreación de una casa romana, con gastronomía y spa incluidos. Platos de comida peculiares y un menú degustación que se corresponde a un banquete romano.

Además, sus termas se pueden disfrutar en privado. En 50 minutos, pueden reservarse tanto para parejas como para grupos de hasta 6 personas. Las piscinas de agua templada, caliente y fría hacen que este tipo de baño se convierta en una experiencia única.

Termas Aqua Libera, en Aljucén El Periódico