«‘Extremadura Responde’, el nuevo programa que anunció este miércoles la Junta de Extremadura para la atención a distancia de jóvenes que necesitan apoyo en salud mental, es una privatización de un servicio que debería ofrecerse desde el Servicio Extremeño de Salud (SES)». Es la denuncia de Joaquín Macías, coordinador de IU Extremadura, en un vídeo difundido en redes sociales: «En lugar de hacerlo desde el SES lo han externalizado, lo han privatizado. Le van a dar 1.080.000 euros a una empresa para que ofrezca ese servicio».

Macías recuerda que IU Extremadura siempre ha defendido el fortalecimiento del SES desde la Sanidad Pública: «En lugar de eso nos encontramos que se lo dan, directamente, a una orden religiosa». 

El diputado regional muestra su preocupación, además de por el error que supone privatizar un servicio que debería ser público por los conflictos de intereses que pueden surgir: «Tenemos que rechazar esto por completo, porque además puede haber distintos conflictos de intereses entre la moral que promueve esta orden religiosa y las enfermedades mentales de los jóvenes».

Esa orden religiosa son las Hermanas Hospitalarias del Sagrado Corazón, a las que se ha adjudicado el servicio de manera directa.