Kiosco El Periódico Extremadura

El Periódico Extremadura

EL SERVICIO DE EPIDEMIOLOGÍA DEL SES REALIZA SEGUIMIENTO DE LA GRIPE, EL COVID Y EL VIRUS RESPIRATORIO SINCITIAL

Los virus que causan bronquiolitis en niños bajan, pero la incidencia sigue alta: 5.330 casos por cada 100.000 habitantes

Se trata de los casos detectados por Atención Primaria y que no requieren de ingreso. En los casos graves la tasa es de 184,43

Una madre pone a su hija la medicación para la bronquiolitis en su domicilio. EL PERIÓDICO

Las infecciones respiratorias agudas que causan la bronquiolitis en los menores de la región presentan una incidencia acumulada de 5.330 casos por cada 100.000 habitantes en niños de 0 a 4 años, según los datos facilitados por el servicio de epidemiología del Servicio Extremeño de Salud (SES) y que se corresponden a los contagios registrados en la última semana. Se trata, eso sí, de los casos leves detectados por los equipos de pediatría de Atención Primaria, que no necesitan ingreso. El segundo grupo con mayor prevalencia es el de 5 a 14 años, con una incidencia de 1.582 casos. «Esto lo que nos está diciendo es que prácticamente todas las infecciones leves que estamos detectando en Atención Primaria corresponden a estos grupos», afirma el subdirector de este servicio, Juan Antonio Linares. Aunque aclara que, a pesar de que los datos son altos, son más bajos que los de la semana anterior.

También son los más pequeños los que más están requiriendo en estos momentos un ingreso hospitalario por estas infecciones respiratorias. De tal manera que, según el informe semanal que se conoce cada viernes, en los niños de 0 a 4 años hay una incidencia de 184,43 casos para estas infecciones graves; seguidos de los mayores de 79 años, con 157,07. En general, teniendo en cuenta todos los grupos de edad, y a pesar de que estamos en plena campaña de virus respiratorios (gripe, covid y virus respiratorio sincitial, el que provoca el 80% de las bronquiolitis), la prevalencia ha bajado casi 100 puntos con respecto a la semana anterior, situándose en 501 casos por cada 100.000 habitantes los leves y en 26,34 los graves (estos últimos datos son los que se obtienen de la población en general, sin hacer división por edades).

Desde hace justo un año el área regional epidemiológica realiza un seguimiento tanto de la gripe, como ya era habitual, como del covid y del sincitial, que se han incorporado ahora. «A partir del 2020, con la irrupción del virus del sars-cov2, se empezó a plantear que había que contar con un sistema que no solo englobara gripe, sino que fuera más allá. Y es ahí cuando se empieza a hablar de la infección respiratoria aguda, que es un cuadro de sintomatología muy común; es decir, una persona que en los diez últimos días haya tenido tos, dolor de garganta, rinorrea (moqueo) y disnea o dificultad respiratoria, con o sin fiebre, y que el profesional sanitario relaciona con una infección», señala el subdirector de Epidemiología de la Dirección General de Salud Pública del Servicio Extremeño de Salud y médico de familia de profesión, Juan Antonio Linares. Extremadura fue de las primeras en incorporar al sistema estos dos virus (covid y sincitial), que el Ministerio de Sanidad exige tener implantados para el primer trimestre del 2023.

45 centros y 2 hospitales

Esta vigilancia, que se denomina centinela, se lleva a cabo tanto desde Atención Primaria, que es la que atiende los casos leves y ofrece los datos de cómo se están transmitiendo los virus en la región; como en los hospitales, que se encargan de los casos graves que requieren ingreso. Esto último permite conocer la gravedad que provocan estas infecciones. Se sigue aproximadamente al 5% de los extremeños, en concreto a una muestra de 46.496 personas. El sistema consiste realmente en una ponderación de los datos a través de la vigilancia de la muestra seleccionada. Participan 45 puntos de Atención Primaria, que incluyen consultas de médicos de familia, pediatras y enfermería tanto de Atención Primaria como de Pediatría; además de los complejos hospitalarios de las ciudades de Cáceres y de Badajoz. «Cada vez que un médico registre en la historia clínica uno de los códigos que tienen estas enfermedades, automáticamente se genera un fichero y, a partir de ahí, sabemos las incidencias tanto de las enfermedades respiratorias agudas en general como de cada virus en particular», apunta Linares. El médico atenderá al paciente de forma habitual, es decir, pertenecer a este sistema centinela no implica un trabajo o un trato diferente.

Los mayores de 79 años son el segundo grupo con más incidencia en infecciones graves: 157 casos

decoration

Además, tanto en el hospital como en el centro de salud, a ciertos pacientes se les somete también a una PCR y a una encuesta epidemiológica (factores de riesgo, pautas vacunales, tratamientos, …). En el caso de Atención Primaria, siempre a los cinco primeros enfermos de cada semana que reúnen criterios de infecciones respiratorias agudas. Y en los hospitales, a los que ingresan los martes y los miércoles. «La importancia de un sistema como este es que permite unir la información de los virus que están circulando y la información clínica y epidemiológica; es decir, las características de las personas a las que está afectando: si afecta a hombres o a mujeres, si están vacunados, si tienen factores de riesgo, …», argumenta el subdirector del servicio.

A través de muestras

El subdirector de epidemiología, Juan Antonio Linares. EL PERIÓDICO

«Con el centinela podemos saber los virus que circulan e incluso las diferentes zepas, eso permite hacer prevención»

decoration

Permite obtener la información de toda Extremadura sin necesidad de tener que vigilar a toda la población porque las muestras seleccionadas cuentan con unos parámetros de edad, sexo y lugar de residencia que siguen unos criterios dictados por el Ministerio de Sanidad. «La muestra está ajustada perfectamente, de hecho es uno de los criterios que más nos valora el Centro Nacional de Epidemiología porque la muestra de población es muy representativa de lo que es nuestra comunidad», apostilla Linares.

La importancia del sistema extremeño es que, además de conocer la prevalencia de las infecciones respiratorias, permite saber la de cada virus en particular, al realizar las PCR. En estos momentos, según los datos epidemiológicos recabados, hay una mayor incidencia de la gripe (la del grupo A) y del sincitial, por encima del covid. E incluso aporta las zepas de cada virus que circulan, lo que permite adelantarse en la prevención. «La temporada pasada vimos que todos los casos de gripe que analizamos pertenecían a la zepa ‘Bangladesh’ y esta variante no estaba en la vacuna que el año pasado se puso. De ahí sacamos una información fundamental para la elaboración de las vacunas de este año, que ya incluyen esa zepa», señala. Estos datos permitieron conocer asimismo que el factor de riesgo más frecuente era la hipertensión arterial, importante también para esa labor preventiva.

«Ayuda porque tienes un conocimiento exacto de la situación epidemiológica que tenemos en la comunidad y eso implica que las autoridades sanitarias pueden prever qué es lo que está pasando y qué es lo que va a pasar. Le ayuda a prever las necesidades asistenciales que pueda tener la organización sanitaria e incluso ayuda a que la propia población los conozca, de cara a la sensibilización para intentar prevenir el contagio», concluye Linares.

Compartir el artículo

stats