La huelga de médicos se plantea finalmente en plena Navidad y se ampliará a los hospitales. El Sindicato Médico de Extremadura (Simex), promotor de los paros y única agrupación sindical que los secundará, ha propuesto que se desarrolle los viernes 23 y 30 de diciembre, el jueves 5 de enero y a partir del 13 de enero todos los viernes (incluido ese) hasta que se solucione el conflicto. Amplía además la convocatoria a la atención hospitalaria, ya que la huelga aprobada en un principio solo afectaba a la Atención Primaria. No obstante, todos estos detalles se tratan solo de una nueva propuesta del sindicato, que deberá ser ratificada en el pleno que se desarrollará el 12 de diciembre. Lo que sí está claro es que saldrán a la calle para denunciar que la sobrecarga laboral que sufren les impide atender en condiciones a sus pacientes.

Las fechas las anunció Simex a través de sus perfiles en redes sociales: «No se trataba de una estrategia electoral. ¡Nos sobran los motivos!», han publicado en Twitter junto al cartel en el que informa de la convocatoria. Y es que una de las críticas que ha recibido el sindicato, tanto por parte del resto de formaciones con representación en la mesa sectorial de sanidad como de la propia Junta de Extremadura, ha sido que estas protestas se promovieran justo una semana antes de las elecciones sindicales, que se celebraron el pasado jueves y en las que Simex se ha instalado como quinta formación sindical en sanidad, donde tendrá 26 representantes para los próximos cuatro años.

Por mayoría y unanimidad

La huelga fue aprobada primero el 22 de noviembre en asamblea por los médicos de la provincia de Cáceres, donde la decisión se tomó por mayoría. Al día siguiente lo hizo Badajoz, aunque en este caso la decisión fue adoptada por unanimidad. En cambio en ese momento los paros se circunscribían únicamente a los profesionales de Atención Primaria, y así fue lo que se votó en ambas asambleas. Ahora, debido a que la saturación y la falta de especialistas es algo compartido tanto en los centros de salud como en los hospitales de la región, se amplía también a la atención hospitalaria.

Solo está apoyada por Simex, que reclama soluciones a la sobrecarga de los profesionales

El sindicato siempre ha tenido claro que las protestas se llevarían a cabo después de las elecciones. La primera fecha que se barajó fue en el puente de diciembre y después tras las navidades. La secretaria general de Simex, María José Rodríguez, justificó su retraso al tratarse precisamente de «unas fechas complicadas» para la atención sanitaria. Y esto es así porque ya de por sí los centros de salud y los hospitales se encuentran bajo mínimos en esas fechas al haber profesionales de vacaciones y, como no se realizan sustituciones (una de las quejas que ha llevado a esta huelga), los que se quedan trabajando están sobresaturados. Aún así finalmente el sindicato ha dado marcha atrás y ha valorado comenzar los paros en plena campaña de Navidad y continuar con ellos una vez a la semana de manera indefinida hasta que se resuelva el conflicto.

Además de esta convocatoria de huelga el sindicato ha estado llevando a cabo durante todo el mes de noviembre concentraciones en los hospitales y centros de salud de diferentes puntos de la región bajo el lema de «Sin médicos no hay sanidad» o «la Atención Primaria agoniza». ¿las razones? Las mismas que ahora les llevan a salir a la calle: La saturación por falta de medios. Denuncian que la mayoría de los facultativos de los centros de salud asumen diariamente una media de 70 pacientes al día. Y la situación empeora cuando se ausenta uno de los compañeros, ya sea por vacaciones, días libres o enfermedad, porque no se sustituye. Por tanto esos días tienen que sumar a su lista de pacientes la de su compañero. Todo esto afecta a la calidad asistencial que se presta a los extremeños y a la salud laboral de los médicos, que piden más tiempo para atender a sus enfermos. Se muestran estresados porque ese elevado volumen de pacientes, que tienen que atender de forma tan rápida, les genera además muchas dudas en cuanto a los diagnósticos.

Mejores condiciones

La solución pasa por contratar más médicos, aunque esto es complicado porque no hay especialistas disponibles en estos momentos. Por eso desde el sindicato reclaman soluciones para que se mantengan los que ya están en Extremadura y para fidelizar a los MIR, mejorando las condiciones laborales y los salarios, ya que los de la región son los más bajos de las comunidades limítrofes.

Extremadura se une a Madrid, ya en huelga, y a Aragón, Cataluña, Valencia y Andalucía, donde están convocadas

Con esta huelga Extremadura se unirá a la que secunda en estos momentos Madrid, que ha decidido esta pasada semana continuar con los paros al no acercar posturas con el gobierno de Isabel Díaz Ayuso. No son las únicas, ya que también han convocado paros Valencia, Cataluña y Andalucía. Y Galicia, País Vasco, Navarra, La Rioja, Baleares y Canarias se lo plantean.

Este diario preguntó ayer a la Consejería de Sanidad sobre las fechas que finalmente se barajan para la huelga en Extremadura, pero no recibió respuesta.  No obstante esta pasada semana el consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, se mostró dispuesto a negociar con los profesionales, pero afeó a Simex que no haya remitido a la Administración su tabla de reivindicaciones. «Solo podemos respetar el paro, porque no se puede negociar sobre nada», apuntó en el acto de presentación del Plan de Atención Primaria en Don Benito.