Kiosco El Periódico Extremadura

El Periódico Extremadura

Hasta ahora ninguna de las iniciativas presentadas con anterioridad ha llegado a materializarse

Tres universidades privadas inician los trámites para abrir en Extremadura

Se trata de la Europea, que ya lo intentó hace dos décadas, la del Grupo Planeta y la Autónoma de Chile. Para su instalación la Asamblea debe dar primero el visto bueno, mediante ley. El proceso puede durar dos años

Un estudiante realiza un examen en una facultad en una imagen de archivo. DAVID ARQUIMBAU

De nuevo la universidad privada vuelve a fijarse en Extremadura, dos décadas después de que la Europea presentara el primer proyecto, que nunca llegó a ver la luz. Esta institución vuelve ahora a intentarlo, pero no es la única, sino que hay al menos otras dos propuestas. Se trata, además de la Europea, de la del Grupo Planeta (Planeta y Formación) y de la Autónoma de Chile (esta sería uno de los socios del proyecto, pero no el único). Estas dos últimas ya han presentado la documentación a la Junta de Extremadura, según confirman a este diario desde la Consejería de Economía, Ciencia y Agenda Digital, que se encarga de tramitar los expedientes. La Europea está ultimando los documentos para hacerlo en breve.

Dos de ellas, la Europea y la chilena, han pedido su apertura en la modalidad presencial. La primera en la ciudad de Cáceres, bajo el nombre de la Universidad Europea de Extremadura, y la segunda en la ciudad de Badajoz; aunque no se han concretado todavía los edificios en los que se ubicarán. En el caso de la chilena, además, el proyecto se ha gestado a través de la escuela de negocios Itae, que ya cuenta con un campus también en la capital pacense. Por último la de Planeta, ofrecerá en la región formación a distancia.

La Junta de Extremadura estudia ahora minuciosamente los expedientes, aunque se encuentran todavía en una fase muy inicial. Después deben ser remitidos a la Secretaría de Estado de Universidades y al Consejo de Estado, que deben emitir un informe sobre si las propuestas se adaptan a la ley de universidades. Si reciben el visto bueno, deberán elevarse al Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura y ser presentados después en la Asamblea. Es esta última institución la que debe finalmente aprobar su apertura, mediante la creación de una ley que así lo permita. Por tanto, de aceptarse los tres proyectos, deberá aprobar tres leyes diferentes, una para cada una de las universidades.

La Europea estará en Cáceres, la chilena en Badajoz y la de Planeta será a distancia

decoration

Fuentes del Ejecutivo autonómico destacan el interés que ha despertado la comunidad en estas universidades privadas y aseguran que se «buscará el consenso de los grupos» para conseguir que finalmente se puedan materializar. Este diario se ha puesto en contacto con las tres instituciones que quieren impulsar su formación en la región pero prefieren no ofrecer de momento más detalles sobre los proyectos hasta que se encuentren más avanzados. La tramitación tiene que trasladarse ahora al Gobierno central, por lo que el proceso puede dilatarse todavía más de dos años. Por tanto, casi con toda probabilidad, no será un proyecto de esta legislatura.

Otras sedes en España

Para la Universidad Autónoma de Chile será su primera incursión en España y también fuera de territorio chileno, ya que solo tiene campus en Temuco (al sur de Chile), Talca (una ciudad en el centro del país) y Santiago de Chile. En el país sudamericano formarse en esta universidad cuesta entre 2.500 y 4.700 euros. Planeta, por su parte, tiene sedes en Madrid, en Tres Cantos (Madrid) y en Barcelona, además de campus en París (Francia), Roma (Italia), Andorra y Bogotá (Colombia). En este caso los grados oscilan entre los 8.000 y los 13.500 euros. Por último, la Europea cuenta con edificios en Madrid, Canarias y Valencia y está pendiente de su instalación también en Málaga, aunque este proyecto está todavía en tramitación. Los estudios en esta institución privada pueden costar entre 6.000 y 12.000 euros.

Hasta el momento los extremeños solo pueden cursar estudios superiores en la Universidad de Extremadura o en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), las dos de titularidad pública, porque son las únicas que cuentan con sedes en la comunidad. Estas tres nuevas, en cambio, serían las primeras privadas, aunque falta por conocer qué grados y posgrados traerán Extremadura. 

Dos décadas desde el primer proyecto

La Universidad Europea retoma su proyecto de instalarse en Extremadura después de que presentara su primer proyecto hace dos décadas. Fue descartado. Tras ella vinieron otros pero hasta ahora ninguno de los presentados ha conseguido ver la luz. De hecho esta es una de las pocas comunidades que no cuenta con campus privados.

Las últimas propuestas entregadas se remontan al año 2016. En concreto se trataba de la Universidad Internacional Augusta Emérita, una iniciativa que nacía de cero promovida por un grupo de profesores eméritos de la Universidad de Extremadura. Y de la Universidad Abierta de Europa Extremadura, que ya dispone de sedes en España y Latinoamérica,. En este caso promovida por la Escuela Europea de Estudios Superiores. Ambas se iban a instalar en la ciudad de Badajoz e iban a ofrecer formación en la modalidad online. Llegó una tercera propuesta liderada por la Universidad Católica de Ávila, que iba a tener sede en Plasencia y que iba a ser presencial, pero en este caso los promotores solo llegaron a tener contactos con el alcalde placentino, con el que estuvieron visitando algunos de los edificios donde podía llegar a instalarse (uno de los que se barajó fue la antigua casa del Deán, un inmueble municipal que iba a ceder el consistorio). En cambio, después nunca llegaron a presentar su documentación a la Junta de Extremadura.

Las otras dos universidades, la Internacional Augusta Emérita y la Universidad Abierta de Europa Extremadura, llegaron a pasar el trámite de consulta pública, al recibir solo tres alegaciones: una de un particular, otra de un sindicato y una tercera de una empresa privada. Tenían una previsión de crear unos 500 empleos entre las dos. De hecho este fue uno de los aspectos que más se valoró entonces por el Ejecutivo autonómico. En cambio luego no continuaron su tramitación ni en el Consejo de Gobierno ni en la Asamblea de Extremadura, la que tiene competencia para aprobar la apertura de estos centros de estudios. 

Compartir el artículo

stats