EFECTOS DE LA BORRASCA EFRAÍN

"Había coches y animales flotando en al agua. Ha sido tremendo"

La crecida de la rivera de Troya causa graves destrozos en La Roca de la Sierra y 10 personas han tenido que ser rescatadas

Vecinos de La Roca de la Sierra, este martes por la mañana entre el agua.

Vecinos de La Roca de la Sierra, este martes por la mañana entre el agua. / CEDIDA

Ha sido sobre las 8.30 de la mañana de este martes tras una noche de intensas lluvias como consecuencia del paso de la borrasca Efrain. En ese momento la rivera de Troya que atraviesa La Roca de la Sierra se ha desbordado causando inundaciones y graves destrozos en la localidad. El agua han anegado casas, destrozado locales, derribados muros y arrastrado todo lo que encontraba a su paso, ya fueran vehículos o animales. No hay heridos aunque diez personas han tenido que ser rescatadas, según ha informado esta mañana el Centro de Urgencias y Emergencias 112 Extremadura, todas ellas ilesas. Han sido trasladadas a las dependencias indicadas por el equipo de gobierno local.

Lo que sí ha dejado Efrain en el pueblo es un reguero de daños que habrá que analizar en los próximos días. "Ha sido tremendo, veías coches flotando, animales arrastrados por el agua, casas que se han inundado por completo", ha señalado José Luis Rosado. Las casas más afectadas son las más próximas a la rivera, aunque el agua ha entrado también con fuerza en otras zonas del pueblo. "A un amigo mío le ha tirado los muros de su cochera, no ha quedado más que el tejado", ha añadido Rosado. "Tengo 54 años y en mi vida he visto algo así; como tampoco lo han visto los mayores del pueblo", ha subrayado.

Destrozos en una nave de La Roca de la Sierra por la crecida del agua

Destrozos en una nave de La Roca de la Sierra por la crecida del agua / CEDIDA

A primera hora de la tarde el nivel del agua ha descendido ya. "Llevo toda la mañana ayudando en lo que puedo a los amigos; a uno a sacar muebles de la casa, que se ha inundado; a mi hermano el agua le ha arrastrado los dos coches..." y aún no había podido ir a ver a los perros de caza que tiene en un campo cercano al otro lado de la carretera N-523 que cruza junto al pueblo. "Espero poder pasar ya esta tarde por la zona porque estaba también inundada y era imposible acceder. Esto ha sido tremendo. Es un desastre", ha incidido.