El paso de la borrasca Efraín devasta Extremadura, pero llena los embalses y palia la sequía. Actualmente, los pantanos extremeños se encuentran al 35,67% de su capacidad (al 49,84% la provincia de Cáceres y al 23,23% la de Badajoz). Esto supone que el agua embalsada en la cuenca del Tajo ha aumentado más de tres décimas la última semana, hasta el 43,3 % de su capacidad total, mientras que en la del Guadiana ha subido un 1,6 %, hasta el 24,7 por ciento.

El embalse que más agua ha captado durante el temporal es el de Alcántara, que ya cuenta con 1.686 hectómetros cúbicos de los 3.160 de su capacidad.

Las lluvias de los últimos diez días

Estos datos determinan que, gracias a las lluvias de los últimos diez días, los embalses extremeños de la cuenca del Guadiana suben un 6,5 por ciento, pasando de 1.735,7 hectómetros cúbicos almacenados a 2.260,4, por lo que actualmente se encuentran al 28,1 por ciento de su capacidad.

Según datos de la Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG), los embalses extremeños que han registrado una mayor variación son el de Villar del Rey, que ha pasado del 60 por ciento al 118 por ciento de su capacidad; seguido del de Canchales, al 116 por ciento de capacidad frente el 28,7 por ciento de hace diez días; y el Cubilar, que pasa del 51,3 al 107,5 por ciento.

Por el contrario y según recoge la agencia Efe, los embalses que han registrado menor variación son el de Alange que se encuentra al 13,8 por ciento de su capacidad, el de Los Molinos al 27,8 por ciento, Zújar al 31,2 por ciento, y La Serena al 14,5 por ciento.

Otros embalses como el de Cíjara ha pasado del 16 por ciento al 23,9 por ciento de su capacidad, el de García Sola también ha aumentado el agua embalsada más de un 20 por ciento, hasta superar el 60 por ciento de su capacidad, y el de Orellana, que actualmente se encuentra al 51,7 por ciento, ha aumentado un 3,6 por ciento.

Así, la cuenca del Guadiana se encuentra al 27,6 por ciento de su capacidad total tras la borrasca Efraín que ha provocado un episodio intenso de precipitaciones en la cuenca, concentradas principalmente en la margen derecha del río Guadiana, en la cuenca del río Gévora.

En esta zona se han registrado precipitaciones del orden de los 100 mm según la previsión establecida por la Agencia Estatal de Meteorología, que han derivado en intensas aportaciones a los embalses ubicados en el norte de la provincia de Badajoz y sur de Cáceres.

Desembalses

En concreto se encuentran aliviando los embalses de Villar del Rey, Horno Tejero, Boquerón, Los Canchales, Montijo, Cancho del Fresno, Ruecas, Azud de Ruecas, Gargáligas y Cubilar.

Las aportaciones más significativas se han concentrado en la cuenca del río Gévora, que tiene una parte que está regulada, la del río Zapatón con la presa de Villar del Rey, en la que se han recibido caudales de entrada máximos de 2.000 m3/s produciéndose en la propia presa un efecto de laminación dejando pasar sólo un máximo de 270 m3/s.

La otra parte de la cuenca del río Gévora, al no estar regulada, ha recibido una aportación similar, pero sin posibilidad de reducirla, por lo que las afecciones en las zonas próximas al cauce han sido importantes, ha señalado la CHG.

En la zona occidental se han almacenado unos 525 hm3 de los cuales 400 hm3 podrían ser empleados para la próxima campaña de riego de 2023.