campaña 2023

Extremadura incrementa las hectáreas de cultivo de tomate hasta las 21.000

El precio ha pasado de los 102 euros/tonelada del ejercicio pasado a los 150 euros de la actualidad

Extremadura contará con más de 21.000 hectáreas de tomate esta campaña.

Extremadura contará con más de 21.000 hectáreas de tomate esta campaña. / EL PERIÓDICO

Redacción

Más de 21.000 hectáreas se destinarán al cultivo del tomate en 2023 en Extremadura. Esta cifra significa un incremento de más de 3.000 hectáreas respecto al año anterior. Además, los precios de esta temporada se incrementan respecto a 2022.

Así lo ha anunciado el presidente de la Agrupación de Cooperativas Agrarias de Extremadura (Acopaex), Domingo Fernández, a la agencia Efe, que resalta que en 2022 el sector se vio afectado por la carencia de agua, aunque es inferior a las 24.000 hectáreas de 2021.

Clima óptimo

Fernández espera que las condiciones climáticas sean óptimas en esta primavera, pues el pasado año, "además de las carencias de agua, se sufrió un periodo climatológico poco óptimo durante esa estación, lo que afectó a la producción".

En este sentido, ha afirmado que las precipitaciones "se esperan con urgencia, pues el agua es muy importante de cara a la plantación".

"Esas tareas no pueden prolongarse mucho más del 15 de abril, pues la planta se estropea", ha manifestado.

El reto del agricultor es por tanto este año "lograr una cosecha al menos normal", después de que el ejercicio pasado no se superasen los dos millones de toneladas, lo que representó una media de más de 10.000 kilos por hectárea por debajo de lo habitual.

Los precios

En cuanto a precios, Fernández ha afirmado que se puede hablar de unas cotizaciones bastante decentes para los agricultores, después de las cifras inferiores del pasado año, ya en pleno efecto de la inflación.

En este sentido, se ha pasado de los 102 euros/tonelada del ejercicio pasado a los 150 euros de la actualidad, al tenerse en cuenta el aumento de los costes de producción.

El pasado ejercicio no se pudo repercutir ese aumento de costes pues "los precios se negociaron en diciembre y enero, y la guerra de Ucrania, la cual originó la gran escalada de la inflación, llegó en febrero".

El presidente de la organización agraria Coag en Extremadura, Juan Moreno, se ha centrado, por su parte, "en la importancia de alcanzar cifras óptimas de producción este año”, ya no solo por los datos alcanzados durante el año pasado, sino también "para lograr la rentabilidad precisa", pues "los costes de producción alcanzan en la actualidad los casi 12.000 euros por hectárea".