MANIFESTACIÓN EN MÉRIDA

Cientos de personas alzan la voz por una sanidad pública de calidad en Extremadura

Exigen un sistema sanitario digno, universal, con unos tiempos de respuesta adecuados y aumento de la inversión. A la marcha han acudido colectivos de diferentes puntos de la región

Manifestación por la defensa de la sanidad pública extremeña.

Manifestación por la defensa de la sanidad pública extremeña. / EL PERIÓDICO

Cientos de personas se han manifestado este sábado en Mérida para reclamar una sanidad pública de calidad, digna, universal y con los tiempos de respuesta adecuados en Extremadura. La marcha, que ha partido desde la sede central del Servicio Extremeño de Salud (SES), ha sido convocada por el movimiento Extremadura por la Sanidad Pública, una plataforma que se ha creado hace un par de meses y que engloba a 23 colectivos de la región. A su llegada al hospital se ha leído un manifiesto y ha terminado frente a la sede residencial oficial del presidente extremeño.

"Exigimos a los dirigentes políticos que pongan los intereses de los ciudadanos por delante de los intereses económicos de las empresas privadas de salud y de las multinacionales farmacéuticas", ha manifestado la portavoz del colectivo, Concha Ortiz. "Queremos dejar de tener las listas de espera que tenemos y que nos atiendan cuando lo necesitamos, no es de recibo que no tengamos cita para uno o dos días en nuestro médico de cabecera, de familia o pediatra", ha subrayado.

A su juicio, para poder solventar estas cuestiones "hace falta aumentar la inversión". "Necesitamos que deroguen las leyes privatizadoras, porque si la inversión se la llevan empresas privadas, no se queda en el sistema público extremo. Necesitamos que esas ganancias reviertan directamente en el servicio extremeño de salud", ha añadido la portavoz. Preguntada por la respuesta que ha tenido la convocatoria, se ha mostrado "muy satisfecha", pero el objetivo es que "se contagie toda la población", por lo que seguirán promoviendo acciones reivindicativas.

Mari Carmen García, de Burguillos del Cerro, ha acudido esta mañana a la manifestación para denunciar "la falta de atención en la comarca, porque no tenemos pediatra y te dan citas por teléfono". Por su parte, Ascensión Barragán, de Don Benito, ha criticado que "la sanidad está podrida". "Mi marido lleva con una hernia discal más de año y medio y todavía no le ha visto el especialista", ha denunciado. "La sanidad está podrida", ha lamentado.

Los manifestantes, al ritmo de una batucada y de silbatos, han portado pancartas en las que se podían leer proclamas como 'Privatizar es abandonar', 'Los pueblos sin médicos están muertos', 'La España vaciada está harta de estar callada', ' Somos rurales, pero somos iguales', 'No a los recortes en sanidad' o 'Suicidios a diario no salen en los telediarios', entre otras.

En la marcha también ha participado la candidata de Unidas por Extremadura a la presidencia de la Junta, Irene de Miguel, quien ha manifestado que la sanidad pública es una "joya que tenemos que proteger, blindar y fortalecer entre todos". De Miguel ha lamentado a su vez que después de que la sanidad ha sido el "colchón" de salvación durante la pandemia del coronavirus, no se ha fortalecido y "por el contrario, se sigue debilitando".

En esta línea, De Miguel ha señalado que desde Unidas plantean una gestión distinta de la sanidad, con el refuerzo de la atención primaria, con un 25% del presupuesto total, así como disminuir el gasto farmacéutico, que está "por las nubes" en Extremadura. "Estamos muy en contra de la privatización en cubierta que se está haciendo de la sanidad pública por parte del PSOE en Extremadura y de la ministra Darias, con una ley que deja la puerta abierta a las empresas privadas", ha criticado.

Suscríbete para seguir leyendo