CONTINÚA LA ADJUDICACIÓN DE PLAZAS DE MÉDICO INTERNO RESIDENTE. EL PROCESO TERMINA EL 7 DE MAYO

Nueve especialidades del SES agotan las plazas MIR, pero aún quedan 181 vacantes

La región cubre 48 plazas entre los 3.600 mejores médicos hasta el noveno día de asignación. Nadie se interesa por ahora por alguna de las 98 plazas de Medicina de Familia

Un paciente entrando en camilla en un hospital extremeño.

Un paciente entrando en camilla en un hospital extremeño. / EL PERIÓDICO

Ayer se cumplieron nueve días desde el comienzo de la adjudicación de plazas de Médico Interno Residente (MIR) en el conjunto del Sistema Nacional de Salud y Extremadura aún tiene vacantes 181 plazas. Este año, este proceso está siendo especialmente seguido ante la fuerte competencia abierta entre las regiones por la caza de los futuros médicos especialistas que puedan paliar las necesidades que ya está presentando el sistema sanitario público en general y el déficit de sanitarios que se espera para los próximos años. 

De momento, entre los 3.600 mejores médicos que iniciarán su formación como residentes este año (los que han participado en el proceso hasta ahora), 48 han elegido formarse en Extremadura. Se han cubierto hasta la fecha, por tanto, 48 de las 229 plazas de médico interno residente que ofrece el Servicio Extremeño de Salud (SES) esta convocatoria, que por cierto es la más numerosa de la historia hasta el momento, precisamente para intentar dotar de más especialistas al sistema sanitario en los próximos años. 

Hasta ayer, el noveno día de adjudicación, Extremadura ha agotado ya las plazas ofertadas en nueve especialidades médicas de las más de 40 que cuentan con plazas de formación. Ya no hay oferta disponible, en concreto, en Cardiología (ofertaba 5 plazas), Oftalmología (4), Otorrinolaringología (4), Anestesiología y Reanimación (9), Cirugía Plástica y Reparadora (1), Neurocirugía (2), Cirugía Oral y Maxilofacial (1), Dermatología Médica-Quirúrgica (1) y Medicina Legal y Forense (1).

El dato negativo es que todavía no se ha interesado nadie por alguna de las 98 plazas de Medicina Familiar y Comunitaria, que suele ser la especialidad más agraviada en este proceso en los últimos años y la que produjo que el año pasado se quedaran plazas vacantes en la comunidad. Y eso, precisamente, siendo una de las especialidades más necesarias en los próximos años. De hecho, actualmente hay una quincena de plazas vacantes en esta especialidades en el SES por falta de médicos.

Aún queda tiempo hasta el próximo 7 de mayo y el consejero de Sanidad, José María Vergeles, es optimista. Valora casi diariamente el proceso de elección MIR en sus redes sociales y asegura que «estamos siendo elegidos más que en convocatorias anteriores y eso que esto no está lleno de grandes capitales», señalaba Vergeles el lunes. No obstante, aseguraba también que en la elección de una plaza MIR influyen múltiples factores, la mayoría personales».

Suscríbete para seguir leyendo