las consecuencias del temporal efraín en la región

Se colocan las vigas del futuro puente que sorteará el socavón de la N-523

El Ministerio avanza en el arreglo de la carretera que une Cáceres y Badajoz. Se mantiene la previsión de que se abrirá al tráfico este verano

Colocación de las vigas de lo que será el futuro puente de la N-523.

Colocación de las vigas de lo que será el futuro puente de la N-523. / MITMA

Rocío Sánchez Rodríguez

Rocío Sánchez Rodríguez

El arreglo va a tardar entre siete y ocho meses, pero se mantiene la previsión de que este verano la carretera ya estará abierta al tráfico. El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma) informó este jueves de que las obras de la N-523, la vía que une Cáceres y Badajoz, van avanzando con el izado y colocación de las nuevas vigas que conformarán el futuro puente que sorteará el socavón provocado por las lluvias del pasado mes de diciembre. Ese nuevo puente empezará en el kilómetro 45, a la altura de Puebla de Obando, justo donde la carretera se partió en dos por el temporal Efraín. Habría que recordar que La Roca de la Sierra fue el municipio más afectado por las inundaciones.

Ahora mismo el recorrido desde Cáceres a Badajoz, y viceversa, es un camino de obstáculos que incluye dos semáforos donde se tienen que alternar los coches que circulan en uno y otro sentido. Además, no se permite el paso a vehículos pesados; hay cámaras que vigilan. Muchos conductores optan por ir por autovía a través de Mérida.

Desde el Mitma explican que ya se han acometido los siguientes trabajos: «Señalización y balizamiento de incidencias detectadas y vigilancia reforzada sobre las vías; inventariado de daños sufridos, análisis de las soluciones técnicas para la resolución de cada caso y estimación de costes».

De este modo, se ha habilitado un crédito de 6,1 millones euros para ejecutar estas actuaciones de reparación de los destrozos ocasionados tanto en la carretera N-523, como en las vías N-430, N-502, A-5, N-5A, A-66 y N-630. «Dichas obras se han articulado a través de una declaración de emergencia, al amparo del artículo 120 de la ley 9/2017, de 8 de noviembre, de Contratos del Sector Público», subrayan desde el Ministerio.

Suscríbete para seguir leyendo