CAMBIOS EN EL REGLAMENTO DE INGRESO DE PERSONAL AL SERVICIO DE LA COMUNIDAD

Entra en vigor el decreto para entrar en bolsas de empleo sin aprobar el primer examen

La Junta busca tener personal disponible para cubrir vacantes urgentes. La nueva norma también suaviza las consecuencias de renunciar a un puesto de trabajo ofertado

Opositores durante un examen en la región.

Opositores durante un examen en la región. / EL PERIÓDICO

Ya está en vigor. El Diario Oficial de Extremadura (DOE) publicó ayer el nuevo decreto que modifica el Reglamento General de Ingreso de Personal al Servicio de la Comunidad Autónoma, que estaba en marcha desde 1995. Esta nueva normativa supone, entre otros cambios, que ya no será necesario aprobar el primer examen de unas oposiciones del cuerpo de personal laboral y funcionario de la Administración General de la Junta de Extremadura para poder entrar en las bolsas de empleo (llamadas en este ámbito listas de espera) y ser llamado para cubrir algún puesto de trabajo temporal. Hasta ahora, para poder ocupar un puesto en la administración de forma temporal, el aspirante debía haber aprobado al menos el primer examen de una oposición para así aparecer en las listas de espera que se conforman tras un proceso selectivo, pero a partir de hoy, que ya ha entrado el vigor el nuevo decreto, bastará con sacar en una primera prueba una nota mínima que se establecerá en cada convocatoria de oposición. 

Esta es una de las principales novedades de este cambio normativo que persigue un fin muy concreto, que las listas de espera sean «una herramienta eficaz y ágil» y así, disponer de personal para cubrir vacantes, ya que hay varias categorías laborales de la Junta que tienen un reducido número de aprobados en según qué zonas y las bolsas se agotan rápidamente, lo que dificulta la necesaria contratación. 

Además, la nueva norma suaviza las consecuencias de la renuncia al puesto de trabajo ofertado para evitar «que se reduzcan de modo drástico los efectivos que integran las listas», ya que hasta ahora la renuncia suponía la exclusión de la persona de todas las listas de espera de la misma especialidad de la que forme parte. A partir de ahora será excluido solo de la lista de la que haya sido llamado y se produzca la renuncia. También no habrá consecuencias cuando se rechaza un puesto de trabajo cuya jornada sea inferior al 70%.

Concurso de méritos y acudir al Sexpe

Por último, en la normativa se introduce un nuevo párrafo que habilita el poder acudir al concurso de méritos a la hora de conformar las listas de espera específicas, «en tanto que constituye un procedimiento muy ágil y útil, especialmente en algunas especialidades», recoge el nuevo decreto. Y se incorpora la posibilidad de acudir excepcionalmente al Servicio Extremeño Público de Empleo (Sexpe) en la selección de personal funcionario interino. 

Suscríbete para seguir leyendo