datos del balance de criminalidad del ministerio del interior

Los ciberdelitos crecen un 22% en el primer semestre del año en Extremadura

Pese a este incremento, la región es la quinta comunidad autónoma del país con menos casos de ciberdelincuencia

Las infracciones convencionales aumentan un 5,7% y los delitos contra la libertad sexual ascienden a 127 en los primeros seis meses de 2023

Agentes de la policía nacional.

Agentes de la policía nacional. / EL PERIÓDICO

Hace justo un mes, trascendía a la opinión pública la noticia de que el Ayuntamiento de Mérida había denunciado ante la policía nacional haber sido víctima de una estafa por valor de 50.000 euros. El método utilizado respondería al conocido como Man In The Middle (en español ‘hombre en el medio’), muy utilizado entre los ciberdelincuentes, y que consiste en interceptar las comunicaciones entre cliente y proveedor para desviar los fondos sin que la entidad bancaria lo detecte. Sirva este de ejemplo como uno de los cada vez más habituales casos de ciberdelitos que a diario atienden los cuerpos policiales de la región. 

Según los datos del último balance de criminalidad publicado por el Ministerio del Interior, relativo al segundo trimestre de este año, durante los seis primeros meses de 2023 se han registrado un 22,1% más de infracciones penales vinculadas a la ciberdelincuencia que en el mismo periodo del pasado año, hasta alcanzar un total de 4.129 frente a las 3.388 notificadas un año atrás. En este tipo de delincuencia, cabe indicar que las denuncias referentes a estafas informáticas se incrementaron en un 20,1% (al pasar de 2.880 a 3.458), mientras que el resto de los ciberdelitos aumentaron en un 33,7% (pasando de 502 a 607).  

Sobre esta cuestión, destacar que a pesar del incremento registrado en este tipo de hechos delictivos, Extremadura se sitúa como la quinta comunidad autónoma con menor porcentaje de ciberestafas del país. En concreto, la región que contabiliza menos casos de cibercriminalidad es La Rioja, con un total de 1.263 infracciones y un aumento interanual del 16,1%, mientras que en la primera posición del ranking se encuentra la Comunidad de Madrid con 36.445 delitos (13,9%). 

El balance del Ejecutivo central se elabora a partir de los datos que facilitan las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (policía nacional y guardia civil), así como las policías locales y autonómicas. Apuntado esto, el informe ministerial refleja que la criminalidad del tipo convencional sigue en aumento en Extremadura, pues entre los meses de enero y junio se contabilizaron un total de 12.967 infracciones penales, lo que se traduce en un incremento del 5,7% con respecto al mismo periodo de la anualidad pasada, cuando se registraron 12.269. 

En cuanto a la distribución por provincias extremeñas, la de Badajoz registró a cierre de junio un total de 8,797 delitos de tipo convencional, con un aumento del 5,8% respecto a junio del pasado año, mientras que en la cacereña fueron 4.170 con una subida del 5,4%. En esta línea, informar que de los siete municipios de Extremadura que tienen más de 20.000 habitantes, el que notificó más infracciones fue Badajoz (3.234), seguido de Cáceres (1.269), Mérida (1.024), Almendralejo (586), Plasencia (579), Don Benito (515) y Villanueva de la Serena (360). 

El primer semestre cerró con una subida de todos los hechos delictivos penales, salvo los robos con fuerza en domicilios, establecimiento y otras instalaciones, que se redujeron en un 0,5%, al pasar de 913 a 908. Conviene indicar que junio cerró con 121 delitos cometidos contra la libertad sexual, tres más que los registrados en el mismo mes de 2022. De los 121 delitos sexuales que se cometieron en los primeros seis meses del año, 20 de ellos fueron por agresión sexual con penetración (violación), mientras que los 101 restantes están incluidos de forma conjunta en un epígrafe genérico relativo a los delitos contra la libertad sexual.

Resulta llamativo que en el primer semestre de 2023 se cometieron siete homicidios dolosos y asesinatos en grado de tentativa cuando en el mismo periodo de la anualidad anterior se cometieron tres. En el caso de los delitos graves y menos graves de lesiones y riña tumultuaria, el incremento fue de un 15,2%, al pasar de 178 a 205 en un año. Siguiendo esta comparativa entre anualidades, las sustracciones de vehículos crecieron un 19,4%, pasando de 72 a 86. Los delitos por tráfico de drogas aumentaron un 31,3%, al pasar de 128 a 168. Los robos con fuerza e intimidación se incrementaron un 5,9% (de 153 a 162) y los robos con fuerza en los domicilios aumentaron en el mismo porcentaje, pero de 572 a 606.

En España: más violaciones y homicidios

A nivel nacional, las violaciones y los homicidios y asesinatos consumados suben respectivamente un 11% en el primer semestre de 2023 en comparación con el mismo periodo de 2022, según el balance de criminalidad del Ministerio del Interior. La estadística refleja un incremento del 71% en los secuestros y del 12% en el tráfico de drogas, mientras que la cibercriminalidad repunta casi un 20%.

De enero a junio, hay 2.307 delitos de agresión sexual con penetración (+11%) y los delitos contra la libertad sexual anotan 9.560 hechos (13,2%). Los homicidios dolosos y asesinatos consumados suben a 177 (+11,3%), mientras que en grado de tentativa son 639 (+16,8%). Por su parte, los delitos de lesiones y riña tumultuaria llegan a 12.708 (+2,7%) y los secuestros son 65 (+71,1%). El número total de infracciones penales registradas en el período de enero a junio de 2023 suma 1.190.319 hechos, de los que 972.640 (81.7% del total) se corresponden con la categoría de criminalidad convencional, consideradas aquí todas las formas de criminalidad no cometidas en el espacio ciber y que presenta una variación del 3,1% sobre 2022.

Por su parte, la cibercriminalidad marca 217.679 infracciones penales, el 18.3% del total, lo que representa un incremento del 19,7% sobre 2022, según el balance del Ministerio del Interior. De este informe, destaca que solo baja el indicador de robos con fuerza en domicilios, que anota 40.341 hechos (-1,6%), si bien la subida es del 2,3% si se incluye robos en establecimientos y otras instalaciones.

En esta línea, cabe indicar que el incremento es del 8% en la sustracción de vehículos (15.898 hasta junio), del 6,2% en los hurtos (más de 325.000) o del 2,9% en los robos con violencia e intimidación (31.146), de acuerdo a la estadística con información de Policía y Guardia Civil, así como cuerpos autonómicos y policías locales. Interior señala, en este sentido, que los indicadores relacionados con los delitos contra el patrimonio (robos, hurtos y sustracción de vehículos) representan el 44,4% de la criminalidad convencional.

Suscríbete para seguir leyendo