Las previsiones y retos para los próximos 12 meses

Los agentes sociales confían en que 2024 sea el año del salto a la industrialización en Extremadura

Sindicatos y patronal extremeños encaran el nuevo año manteniendo su apuesta por el diálogo y la concertación social y esperando es este sea por fin el año en el que se den pasos definitivos en algunos de los importantes proyectos industriales que hay encima de la mesa en la región 

Los agentes sociales confían en que 2024 sea el año del salto a la industrialización en Extremadura

Los agentes sociales confían en que 2024 sea el año del salto a la industrialización en Extremadura / El Periódico

E. B.

Sindicatos y patronal extremeños encaran 2024 manteniendo su apuesta por el diálogo y la concertación social y esperando es este sea por fin el año en el que se den pasos definitivos en algunos de los importantes proyectos industriales que hay encima de la mesa en la región. 

En cuanto al mercado laboral, hacen un balance positivo de cómo transcurrió 2023, que cerró con 76.965 desempleados, la menor cifra en 16 años y con un aumento anual de más de siete mil cotizantes. Las subidas salariales para combatir el efecto de la inflación en las economías familiares, la reducción de la jornada laboral o mejoras en el ámbito de la igualdad y de la seguridad laboral, algunos de los retos que se plantean UGT y CCOO para este año. Desde la Creex, por su parte, se demanda un escenario político de estabilidad y certidumbre que facilite la actividad empresarial.

Patrocinio Sánchez, secretaria general de UGT Extremadura

Patrocinio Sánchez, secretaria general de UGT Extremadura / El Periódico

«Es fundamental comenzar la formación para los nuevos empleos»

«Nuestro objetivo principal es seguir trabajando por la creación de empleo», resume Patrocinio Sánchez, secretaria general de UGT Extremadura. Porque si bien 2023 arrojó «un balance favorable» en términos de creación de puestos de trabajo en la comunidad autónoma, en los últimos meses han ido apareciendo «algunos síntomas de ralentización», que confía en que se puedan «revertir» a través «de las políticas activas de empleo». Unas políticas por las que este sindicato seguirá apostando a la hora de volver a negociar el Plan de Empleo de Extremadura, algo que toca hacer de nuevo este año. Lo hará con vistas a favorecer, recalca, sobre todo «a los parados de larga duración, las mujeres y los jóvenes», los colectivos que siguen viéndose más afectados por el desempleo en la comunidad.

Por otro lado, para la máxima responsable de UGT en la región este debería ser el año en el que los diferentes proyectos industriales que se han puesto sobre la mesa en Extremadura, como la gigafactoría de baterías de Navalmoral de la Mata, la fábrica de diamantes de Trujillo o la mina de Aguablanca, en Monesterio, «empiecen a despegar». En este punto, hace hincapié en que «es fundamental» comenzar «la formación para esos nuevos empleos» y en que a la hora de formalizar las contrataciones se establezca «de alguna forma un porcentaje, 60-40 mínimo» para que estas empresas, si reciben fondos públicos, «estén obligadas a contratar a personas de ambos sexos».

En clave nacional, destaca el impacto que tendrá en Extremadura la subida del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), en plena negociación ahora, ya que afectará a «más de 80.000 trabajadores y trabajadoras» en la región. También que en los próximos meses se seguirá «peleando» tanto «por la reducción de la jornada laboral a 37 horas y media» como por la mejora de la prevención de riesgos laborales. «Es fundamental que, de una vez por todas, la gente no pierda la vida por ir a trabajar y que las empresas tomen las medidas necesarias para que esto no suceda», apostilla.

Encarna Chacón, secretaria general de CCOO Extremadura.

Encarna Chacón, secretaria general de CCOO Extremadura. / El Periódico

«Hay que gestionar bien los recursos que van a venir desde Europa»

«Lo primero que esperamos desde CCOO es que se gestionen bien los recursos que van a venir desde Europa, porque serán fundamentales para desarrollar nuestra región», defiende Encarna Chacón, secretaria general de este sindicato en Extremadura. «En 2024 van a llegar a España 25.600 millones de euros, en 2025 serán 24.600 millones y en 2026 44.300 millones», expone. Fondos «que van a gestionar fundamentalmente las comunidades autónomas» y que en el caso de Extremadura suponen una oportunidad para «despegar» en materia de «industrialización, transportes o digitalización». Una ocasión que «habría que saber aprovechar».

Chacón coincide en que este puede ser «un año importantísimo para dejar de ser una región solo de servicios y convertirnos también en un pilar esencial de la industrialización de nuestro país. Es el momento».

Como «retos» en el ámbito de la negociación colectiva «nuestra principal responsabilidad estará en seguir luchando por mejorar las condiciones laborales de la gente: estamos hablando de la reducción de la jornada laboral, de las subidas salariales, que son imprescindibles para tener mayor calidad de vida, o de poner en marcha los permisos de conciliación», esgrime Chacón.

También en continuar «trabajando para que realmente haya una igualdad real y efectiva en el ámbito laboral entre mujeres y hombres» y para que «la Administración y los empresarios pongan los recursos necesarios para garantizar la salud laboral y que no haya ni un muerto más en nuestra comunidad por ejercer el derecho a trabajar».

La líder de CCOO en la región subraya la aportación positiva que ha supuesto la reforma laboral. Tanto en términos de aumento de la población asalariada extremeña como de «mayor estabilidad» y «calidad» en los puestos de trabajo. Eso, precisa, a pesar de los «agoreros» que pronosticaban que la aprobación de la norma «iba a traer mayor precariedad y menos contratación». En cualquier caso, reconoce, «quedan muchas asignaturas pendientes» para 2024. Entre ellas, «por supuesto, una mayor incorporación de las mujeres o de los jóvenes al mercado laboral y en mejores condiciones».

El secretario general de la Confederación Regional Empresarial Extremeña (Creex), Javier Peinado.

El secretario general de la Confederación Regional Empresarial Extremeña (Creex), Javier Peinado. / Santiago García Villegas

«Debe iniciarse de una vez por todas el cambio de modelo productivo»

El secretario general de la Confederación Regional Empresarial Extremeña (Creex), Javier Peinado, confía en que este sea el año que «de una vez por todas» traiga «el inicio del cambio de modelo productivo de esta tierra». En este sentido, cree que los próximos doce meses serán fundamentales para que se «empiecen a materializar de manera concreta y clara» las inversiones que en materia industrial «están anunciadas» en la comunidad autónoma.

Peinado incide también en que será a partir de este año cuando el nuevo Gobierno de la Junta de Extremadura «realmente ya podrá empezar a gobernar, porque tendrá sus propios presupuestos». «Ahora, al menos desde la Creex, se le va a pedir que dejemos ya de mirar atrás» y se eche la vista hacia delante «para saber adónde queremos guiar esta región», alega. Al Ejecutivo de María Guardiola le pide también que dé «estabilidad y certidumbre», cuestiones ambas fundamentales «para la actividad económica y el mundo de la empresa». «Es un Gobierno de coalición, pero que hasta ahora ha demostrado una estabilidad que esperamos que siga teniendo», de forma que «Extremadura sea un ejemplo» dentro de un contexto nacional que «en esto no es precisamente nada bueno», arguye. Además, resalta, los «gobiernos fuertes» son necesarios para que los compromisos que se alcanzan «en la mesa de diálogo social» se puedan llevar adelante.

En cuanto al Gobierno nacional, espera que sea capaz de cumplir «con sus compromisos», y que estos contribuyan a paliar los «déficits históricos» que mantiene el Estado con la región en infraestructuras. Unas deudas que «no solo pasan por el ferrocarril. Todavía hay muchísimas inversiones que acometer en nuestra región desde el punto de vista de las comunicaciones viarias, de las distribuciones eléctricas, las telecomunicaciones o las infraestructuras hidráulicas», asevera.

Sobre cómo puede comportarse el mercado laboral, si bien reconoce que el balance de 2023 fue «positivo» tanto por la reducción del paro como por el aumento de la afiliación, matiza que «la desaceleración del crecimiento económico ya se empieza a notar» por lo que los primeros trimestres «no auguran nada bueno».

Suscríbete para seguir leyendo