Dialecto

Esta es la expresión extremeña que menos se conoce fuera de la región

El patrimonio lingüístico de Extremadura cuenta con infinidad de términos que pocos conocen

Esta es la expresión extremeña menos conocida.

Esta es la expresión extremeña menos conocida. / EL PERIÓDICO

Más allá de la celebérrima expresión que extremeños y murcianos han mantenido en disputa a lo largo del tiempo, "acho", el patrimonio lingüístico de Extremadura cuenta con infinidad de términos que solo los oriundos de la región, o quienes salieron de ella, conocen.

Entre ellos se encuentra el término "arrecío", adjetivo que si se busca en el Diccionario de la Real Academia Española (RAE) aparecerá como "arrecido/a" y se emplea para poner de manifiesto que se tiene frío. 

Así, cuando los extremeños se enfrentan a las bajas temperaturas que durante el invierno, la primavera e incluso algunas noches de verano cuando "refresca" se registran en la zona, la declaración oral más contundente de la que se valdrán será: "estoy arrecío"

Ahora bien, como (casi) todos los problemas de esta índole suelen tener solución, la respuesta que todo extremeño dará a los que están "arrecíos" será: pues ponte un "chambergo" (una chaqueta).

No obstante, nadie tendrá que enfrentarse al frío si atiende a las advertencias que, tradicional e históricamente, las madres y abuelas han hecho a sus hijos, nietos y, en general, a los más jóvenes del hogar cuando se aproximan a la puerta de salida: "coge el chambergo que hace frío"

Otras "extrexpresiones"

"Pingoneo": en Extremadura no se sale de fiesta sino que se va "de pingoneo".

"Pitera": los extremeños no se hacen “brechas” cuando algo les golpea en la cabeza sino que se hacen "una pitera".

"Postilla": para el sector de las heridas, también existe otra expresión que ayuda a referirse a las costras cuando estas comienzan a cicatrizar. Así que te aconsejamos que a éstas, en Extremadura, las llames "postillas". 

"Enrea": con este adjetivo se describe a quienes meten en líos y embrollos no demasiado graves a los demás. Por ello, cuando corras el riesgo de acercarte demasiado a este tipo de personajes, quienes bien te quieran te dirán "aléjate de ese que es un enrea".