Entrevista

«El aumento de pacientes alérgicos no es solo en primavera»

El médicos alergólogo extremeño y responsable de la Unidad Alergología y Unidad Láser en Clínica Dermatología y Alergia en Badajoz, Irán Sánchez Ramos, advierte que el cambio climático y la contaminación influyen en el aumento de casos, con una incidencia especialmente elevada entre la población infantil

Irán Sánchez atiende a una paciente.

Irán Sánchez atiende a una paciente. / CEDIDA

-Está siendo una primavera más explosiva para las alergias ¿Es así? ¿Por qué?

-Si estamos hablando de alergias en referencia a la polinización de gramíneas y olivo, fundamentalmente, efectivamente en Extremadura la concentración de pólenes es mucho mayor que en las primaveras previas del 2022 y 2023. Las razones fundamentales son la mayor pluviosidad este año y determinados factores de temperatura y ausencia de lluvias en la propia primavera. Además, en las series históricas de Extremadura, en sus contadores de pólenes de la red de la Seiac, que puede ser consultada en www.polenes.com, marcan los máximos nacionales gramíneas.

-¿Qué tipo de polen afecta más en Extremadura?

-Sin duda los más frecuentes son gramíneas y olivo, sin perder de vista el plátano de sombra o ciprés.

-Hay una sensación generalizada de que cada vez hay más personas alérgicas en esta época del año, ¿lo aprecian también los especialistas? ¿A qué puede deberse?

Es complicado valorar en términos absolutos el número de pacientes alérgicos, como ocurre en enfermedades de alta prevalencia. En términos generales, se estima que un 20-22% de la población es alérgica. Ciertamente en estos meses de primavera experimentamos una mayor presión asistencial, pero destacaría que realmente el aumento de pacientes no es solo en esta época del año, sino durante todos los meses.

-¿Por qué?

-Por tres factores fundamentales a mi juicio. Por un lado, existen aeroalérgenos como pólenes, ácaros, esporas de hongos o epitelios todo el año y personalmente detecto un aumento claro de pacientes con alergia a epitelios de perro y gato desde la pandemia. Por otra parte, hay una mayor complejidad de los pacientes; con complejos fenómenos de reactivada cruzada entre pacientes con alergia a pólenes y que desarrollan alergia a frutas o verduras/hortalizas o con ácaros y alergia a crustáceos por ejemplo. Sin olvidar, todos aquellos pacientes con reacciones con medicamentos que son estudiados en Alergología. Por último, también influye una mejora muy importante en nuestra capacidad de diagnóstico y tratamientos más eficaces basados en la medicina de precisión que es la inmunoterapia que comúnmente conocen como la vacuna de alergia hace que cada vez más pacientes soliciten cita en Alergología para encontrar una respuesta y solución a sus síntomas y de una manera muy destacada en población infantil donde los especialistas en Alergología y gracias a estas vacunas podemos cambiar el curso de la enfermedad alérgica.

-¿Hay alguna edad en la sea más frecuente que un alérgico comience a serlo o se puede desarrollar en cualquier momento de la vida de una persona?

-Hay una incidencia elevada de casos en población infantil, destacando no solo el desarrollo de rinoconjuntivitis y/o asma, sino también de alergia a proteínas de leche o huevo, frutos secos o pescados. Potencialmente, un paciente puede desarrollar alergia en cualquier momento de la vida, incluso diría que detecto un discreto aumento de pacientes en la senectud en los últimos años.

-¿De qué factores depende especialmente?

-La enfermedad alérgica es multifactorial y comprende unos factores genéticos de predisposición familiar más exposición ambiental, esto hace que los perfiles de pacientes sean diferentes en cada zona de la Península, los aeroalérgenos predominantes en Extremadura no son los mismos que en Galicia por ejemplo.

-¿El cambio climático tiene efecto sobre las alergias?

-En referencia en cuanto a una moderación de temperaturas tiene una influencia, ya que las altas temperaturas del inicio del año y precipitaciones de febrero el polen se mantiene más tiempo en suspensión lo que induce síntomas más persistentes, en concreto, este enero ha sido muy cálido una circunstancia que también puede influir en los pacientes con alergia a ácaros donde algunas especias más propias de la vertiente atlántica se observan en zonas de interior. También el fenómeno de la contaminación influye sobre los pacientes alérgicos irritando su vía aérea y aumentando la alergenicidad de los pólenes.

-¿Hay manera de combatir el incremento de alergias?

-En mi opinión personal es complicado por la multitud de factores que influyen en este fenómeno, al menos en los países más desarrollados e industrializados, donde una reducción de exposición a infecciones en la infancia, uso de antibióticos... puede contribuir a un desequilibrio hacia la respuesta alérgica. El cambio climático, contaminación y fenómenos de urbanización también influyen en el aumento de número de pacientes. La globalización de dietas puede crear desequilibrios en la microbiota y alterar la regulación del sistema inmunológico. Hay una tendencia a un estilo de vida con mayor actividad en el exterior y práctica de deporte al aire libre.

-¿Se puede determinar cuántas personas tienen alguna alergia en Extremadura?

-No es fácil ajustar un porcentaje de pacientes con enfermedades muy prevalentes, en términos generales alrededor de un 20% de la población padece de enfermedades alérgicas respiratorias, pero habría que sumar alérgicos a alimentos, fármacos, dermatitis atópica... pudiendo llegar hasta un 30% total.

-¿Cree que faltan especialistas por el índice de población afectada?

-La distribución de especialistas es muy desigual en el territorio nacional, obedeciendo a circunstancias muy dispares. Como no puede ser de otra manera, defiendo una mayor relevancia de los alergólogos en los sistemas de salud como único especialista capaz de atender de una forma global la enfermedad alérgica tanto en adultos como en niños.