Las temperaturas se desploman hasta 10 grados en Extremadura

La primavera se despide este jueves con un bajón térmico por la llegada de una 'dana' que dejará lluvias y tormentas hasta el miércoles. Para el domingo se prevé ya que lleguen los 40 grados a Extremadura

Dos mujeres bajo un paraguas ante las últimas lluvias de junio.

Dos mujeres bajo un paraguas ante las últimas lluvias de junio. / Europa Press

La primavera se despide con una rebeca a mano. La llegada de una ‘dana’ (depresión aislada en niveles altos) trae inestabilidad, lluvias, alguna tormenta y un descenso de temperaturas de hasta los 10 grados centígrados en Extremadura. En la antesala del verano el ambiente será fresco para la época, con máximas que apenas pasarán de los 20 grados en las principales ciudades extremeñas y mínimas de hasta 11 grados centígrados. 

Según las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet), Extremadura pasará de las máximas de 30 y 33 grados registradas este lunes a las de 22 y 23 grados que se prevén en Cáceres y Badajoz, respectivamente, para mañana miércoles, el día más frío de la semana. Tanto hoy como mañana se esperan algunas lluvias y chubascos, «que pueden ser moderados y acompañados de tormenta» y que afectarán a Extremadura y se proyectarán también sobre el norte y el resto del oeste peninsular.

Un frente rápido y cambiante

Esta situación, no obstante, durará poco, porque a partir del jueves ya se vislumbra un aumento paulatino de los termómetros extremeños. No será hasta el viernes cuando, de manera general en el país, comiencen a dominar las altas presiones, según pronostica Rubén del Campo, portavoz de la Aemet a la Agencia Efe. 

Así, durante el fin de semana las temperaturas ya se acercarán a valores próximos a los 40 grados que están previstos para el domingo en Badajoz ciudad y a los 36 para Cáceres capital. Y con esta semana cambiante llega el verano, que se estrena el próximo jueves a las 22.51 horas, la hora a la que tendrá lugar el solsticio de verano en España y que dará lugar al día más largo del año y la noche más corta. 

El verano astronómico se prolongará hasta el domingo 22 de septiembre, a las 14.43 horas, cuando tendrá lugar el equinoccio de otoño en el hemisferio norte. No obstante, hay que tener en cuenta que esta fecha es diferente del verano meteorológico que denominan los expertos en este campo científico, y que incluye el tiempo comprendido entre el pasado 1 de junio y el próximo 31 de agosto.

Suscríbete para seguir leyendo