La campaña de la fruta de hueso se tuerce en Extremadura

El sector de la cereza ha perdido 25 millones de euros por las lluvias registradas a finales de abril y principios de mayo

Daños en cerezas.

Daños en cerezas. / EL PERIÓDICO

Almudena Villar Novillo

Almudena Villar Novillo

Malas noticias para el sector de la fruta de hueso en Extremadura. Las lluvias de finales de abril y principios de mayo provocaron importantes daños a la cereza y a la ciruela, y solo se salvan el melocotón y la nectarina, cuya producción se prevé similar a la de 2023.

Así, según la estimación de La Unión Extremadura, el sector de la cereza ha perdido 25 millones de euros y por los daños en 12 millones de kilos del fruto. Luis Cortés, responsable de esta organización, recuerda que más de un 90% de la producción se encuentra sin asegurar y detalla que "la campaña comenzó con pérdidas debido al granizo y a otras adversidades climatológicas y se calcula que, de los 50 millones de kilos de cerezas de una campaña normal, se perderían al menos 15 millones, quedando una producción aproximada de 35 millones de kilos de cerezas en la actual campaña. Actualmente, quedan por recolectar unos 25 millones de kilos de cerezas de los cuales las lluvias han deteriorado alrededor de 12 millones de kilos que no van a ser aptas para el mercado. Es el tercer año consecutivo con pérdidas muy importantes en el sector de la cereza de Cáceres a los que hay que añadir su bajo porcentaje asegurado debido a la inutilidad de un seguro agrario que no cubre los riesgos del cultivo y que además es muy caro de contratar".

Cortés subraya que las indemnizaciones del seguro agrario solo cubrirá 4 millones, "pero las perdidas serán del 21 millones. Por ello, urge modificar este seguro o no está garantizado que los agricultores puedan seguir aguantando año tras año estas pérdidas económicas que suponen la ruina de sus explotaciones". Esta situación anima al responsable de La Unión a solicitar una reunión urgente a la Consejería de Agricultura y convoca una reunión en Cabezuela del Valle "el próximo miércoles a la que se ha invitado tanto a responsables de la mancomunidad, cooperativas, almacenes y al resto de asociaciones de agricultores para intentar poner las bases para la implantación de un seguro efectivo, con coberturas reales a precio asequible que garantice la estabilidad económica de las explotaciones del norte de Extremadura".

Reunión con la Consejería de Agricultura

Por su parte, UPA-UCE y Asaja Extremadura lamentan la situación de la cereza y, por ello, reclaman a la Consejería de Agricultura una "evaluación exhaustiva de los daños en el cultivo de la cereza como consecuencia de las últimas lluvias registradas en la región. Los productores de cereza se enfrentarán a graves pérdidas por segundo año consecutivo". Y esta evaluación se centraría en el estudio de los daños sufridos en el cultivo y remarcan que "los productores de cereza necesitan apoyos que les ayuden a paliar la complicada situación que atraviesan de nuevo en esta campaña".

A igual que La Unión, ambas organizaciones insisten en la necesidad de modificar el seguro agrario "porque los agricultores del norte cacereño no podrán seguir afrontando más campañas consecutivas de pérdidas. El futuro de la cereza y toda la comarca del Valle está en serio peligro".