"¡Feliz cumpleaños, Silveria!", la segunda mujer más longeva de España es extremeña y cumple 114 años

Silveria nació en su hogar familiar el 20 de junio de 1910, en la calle del Rivero de Talavera la Vieja

"¡Feliz cumpleaños, Silveria!", la segunda mujer más longeva de España es extremeña y cumple 114 años

El Periódico

Cumplir años es una alegría, que sean 114 es toda una hazaña. Silveria Martín Díaz es la mujer más longeva de Extremadura y la segunda de España y este jueves, 20 de junio, ha soplado las velas. "¡Tengo 114 años!", es lo que ha llegado a decir la centenaria siendo totalmente consciente de lo que sucedía a su alrededor al escuchar el Cumpleaños feliz de sus compañeros de la residencia El Prado de Villanueva de la Vera, desvela Sonia Guinea, directora del centro a este periódico. La celebración tampoco se la ha perdido el alcalde de la localidad cacereña, Daniel González.

Silveria nació en su hogar familiar el 20 de junio de 1910, en la calle del Rivero de Talavera la Vieja, hija de Filadelfo Martín Martín y María Andrea Díaz Márquez. Su madre falleció cuando ella tenía tan solo tres años y se crió con su padre. La mayor parte de su vida la ha pasado trabajando en el campo hasta que el 22 de mayo de 1932 se casó con José Arroyo Fernández. Entonces tenía 22 años y él 26. Tuvieron cinco hijos, de los que viven tres: María Andrea (91 años), que reside en Francia, Anastasio (86 años) y Julia (78).

Un día el pueblo se inundó al constuirse el embalse de Valdecañas y tuvieron que abandonar su hogar. Se mudaron a Rosalejo, donde les cedieron un terreno. Sin embargo su maridó enfermó y no podía cuidar del campo. Fue entonces cuando maleta en mano pusieron rumbo a Digoin, en la Borgoña francesa. Allí residían sus hijos mayores, de hecho María Andrea continúa en Francia. Fueron a cuidar de sus nietos. Después, a Vitoria, donde Julia, la pequeña, se afincó junto a su marido. "Allí nos llevaba al centro a comprar helados. Era más madre que mi madre; tenía mucho carácter", cuenta Blanca Íñigo, una de sus nietas más jóvenes (55 años). Regresaron a Extremadura hace ya 43. "Tenía 6 años cuando mi abuelo nos dejó", continúa Blanca. Desde entonces su abuela ha vivido con ellos hasta que antes de la pandemia la propia Silveria pidió ingresar en una residencia.

"Nunca ha enfermado pese a tener una vida muy complicada", asegura Blanca. Las aficiones favoritas de la abuela centenaria eran el ganchillo y cocinar. "De hecho hasta los 103 años hacía la comida y las agujas hace bien poco que las soltó", desvela Blanca. Una de las claves de su longevidad se centraban en comer poco y beber un vaso de vino en las principales comidas. "Me daba vino Quina Santa Catalina. Estaba muy dulce y yo me lo bebía", recuerda su nieta entre risas.

Una placa y una fiesta centenaria

Ahora tiene 18 nietos, 28 bistientos y 7 tataranietos. "Para mí es mi segunda madre. Me emociono cada vez que voy a verla", dice Blanca. La próxima vez que la vea será este sábado, en una fiesta que organizan en la residencia por sus 114 años. Allí le entregarán una placa de plata, un ramo de flores, pasteles y tarta. El recnocimiento lo hace Daniel Germán Delgado, de Montijo, el creador de la página 'Extremeños centenarios' y corresponsal en España de LongeviQuest, una plataforma que se encarga de validar las identidades de los supercentenarios del mundo. Al evento acudirá gran parte de la familia. "Es una persona muy querida. Recibe muchas visitas", asegura la directora del centro.

A Blanca le llena de alegría poder celebrar que su abuela, pero su sabor es agridulce. "Me da pena que cada momento pueda ser el último". Ojalá los abuelos fueran eternos.

Silveria es la segunda más longeva del país, la primera es María Branyas, que este 2024 ha cumplido 117 años y también es la anciana más mayor del mundo.