Comisión de Salud y Política Social de la Asamblea de Extremadura

El SES ultima un plan de choque para reducir las listas de espera sanitarias

La prioridad para este año será operar a todos los pacientes de los años 2019, 2020 y 2021, que acumulan demoras de entre 800 y 900 días

El servicio de Traumatología de Cáceres, que presentaba datos "demoledores", ha duplicado su actividad quirúrgica

El director gerente del SES, Jesús Vilés, en la Comisión de Salud y Política Social de la Asamblea.

El director gerente del SES, Jesús Vilés, en la Comisión de Salud y Política Social de la Asamblea. / Asamblea de Extremadura

«Queda mucho por hacer, pero los pasos son firmes y la mirada larga». El director gerente del Servicio Extremeño de Salud (SES), Jesús Vilés, ha avanzado este viernes que su departamento ultima la redacción de un plan de choque para reducir las listas de espera sanitaria. La estrategia se presentará en breve con el objetivo de mantener en cifras «aceptables» tanto el número de pacientes en lista como la demora media, situada a cierre de 2023 en 181 días para operaciones, 106 días para consultas y 72 para pruebas diagnósticas (los límites máximos que marca la ley de tiempos de respuesta son 180, 60 y 30 días, respectivamente).

Vilés compareció en la Comisión de Salud y Política Social de la Asamblea en repuesta al diputado de Unidas por Extremadura José Antonio González Frutos, que tras criticar su falta de concreción por no detallar ninguna de las medidas, ha advertido que «esto no va solo de más dinero». «Si somos de los primeros en gasto sanitario por habitante y de los últimos en la lista de espera quirúrgica, evidentemente hay un problema de gestión», ha dicho el diputado, que también ha pedido a Vilés tener en cuenta las aportaciones del grupo de estudio de listas de espera de la Asamblea de Extremadura. 

Sistema "caído"

En repuesta, el director del SES ha explicado que ese plan aún se está redactando porque es fruto del «exhaustivo» análisis de situación que se ha realizado en este primer año tras heredar un sistema «caído». «En nuestro punto de partida no podíamos ni estar seguros de los datos que nos aportaba el sistema», ha dicho Vilés tras recordar que el Ejecutivo del PP detectó tras el cambio de gobierno más de 25.300 pacientes no contabilizados en la lista de espera de consultas externas. 

A la espera del plan de choque, el objetivo marcado para este año es operar a todos los pacientes de 2019, 2020 y 2021, que acumulan demoras de 800 y 900 días. Igualmente, Vilés ha destacado en su comparecencia las medidas que se han puesto en marcha para lograr la implicación de los profesionales sanitarios, que han servido por ejemplo para duplicar la actividad quirúrgica en el Servicio de Traumatología del Hospital Universitario de Cáceres, con unas listas de espera "demoledoras".

Suscríbete para seguir leyendo