Iniciativa de negocio

Barbacoas en un (kikiri)kit

La emprendedora Beatriz Román ha puesto en marcha desde Badajoz una empresa que comercializa kits de barbacoa en Amazon

En sus primeros meses, ya ha vendido en España Portugal, Suecia, Polonia y Francia, y espera hacerlo pronto en EEUU y Emiratos Árabes

La emprendedora pacense Beatriz Román.

La emprendedora pacense Beatriz Román. / Santi García

Tras completar durante tres años todas las formaciones de Amazon despega (el programa educativo que esta compañía ofrece para quienes desean comenzar un nuevo negocio ‘on line’ o acelerar uno existente), la pacense Beatriz Román había introducido y gestionado la presencia en esta plataforma de venta digital de distintas empresas, «llegando a ser caso de éxito y producto más vendido varias veces», precisa. Fue entonces, hace solo unos meses, cuando decidió poner en marcha su propio negocio. 

Ella es doctora en marketing internacional, especializada en comportamiento del consumidor, un área que, confiesa, «me encanta» y para la que la tecnología brinda «una oportunidad única, poniendo en nuestra mano datos de comportamientos reales, actualizados cada 30 minutos, en cualquier parte del mundo». «Disfruto investigando cuáles son las tendencias en otros países, como Estados Unidos, para tratar de determinar dónde puede haber oportunidades», incide. Y fue precisamente en una de esas investigaciones, junto a su marido Aitor, cuando se dieron cuenta de «que los «kits de cosas» podían ser un nicho de negocio y se pusieron a pensar en cuáles podrían tener más futuro en el gigante del comercio electrónico: «Kits de esto, kits de lo otro… y de pronto, Aitor dijo, ¡Kikirikit!. Nos gustó tanto la marca que ese mismo día la registramos».

Ya tenían el nombre y el formato de los artículos que querían lanzar. Ahora había que profundizar algo más en la clase de productos que sacarían al mercado. Los que están vinculados a hacer vida en el exterior «nos llamaron mucho la atención. Nos encanta la tecnología y las ciudades, pero queremos reivindicar e impulsar esos momentos en el campo, la calma, la ausencia de horarios y prisas… », señala. Y dentro de este segmento se decidieron finalmente por las barbacoas, porque simbolizan «diversión y alegría y muchas veces no se hacen por el engorro que pueden suponer», esgrime.

Sus kits consisten en unos maletines que se transforman fácilmente en un pequeño asador. Son, afirma, barbacoas «duraderas, estables y robustas», que hacen posible «llevarte en un maletín lo que necesitas, sin manchar, sin peligro de que se caiga». Una parrilla «chiquitita, pero matona», bromea, que permite «más de una hora y media de brasas para disfrutar una y otra vez.»

Uno de los kits de barbacoa que comercializa.

Uno de los kits de barbacoa que comercializa esta empresa. / Santi García

Luego, tras la barbacoa, vinieron los complementos, todo en la misma línea, «ofreciendo diseños modernos y muchos colores»: el kit de utensilios, los mini especieros y, en breve, adelanta, unas monodosis de briquetas de carbón vegetal, procedentes de la localidad pacense de Zahínos, con lana de madera encendedora. 

«Seguiremos en esa línea, ampliando gama mientras continuamos construyendo marca y comunidad. Conscientes de que algunos productos no funcionarán…, pero con el riesgo limitado que nos ofrece Amazon: vamos probando y validando hipótesis con pequeños lotes de producto. Si funcionan, ampliamos producción, si no…, pues aprendemos», recalca. 

Más de 200 pymes extremeñas

Según los datos facilitados por esta plataforma de comercio electrónico, actualmente más de 200 pequeñas y medianas empresas extremeñas venden en la tienda de Amazon, de las cuales más del 55% exportan a otros países. Alrededor de tres cuartas partes de estas firmas están localizadas en la provincia de Badajoz. Beatriz Román valora de este canal de ventas el que da «mucha facilidad para ver reacciones de los consumidores. Ese me parece un valor enorme. Nosotros, desde que lanzamos en noviembre, vimos de inmediato reacciones reales, y no suposiciones, respecto a nuestros precios, colores… en distintos mercados. Ello nos ha hecho ir tomando algunas decisiones sobre futuros lanzamientos», defiende. «Nos encanta escuchar al consumidor. Él manda», apostilla. 

Esta emprendedora también subraya la «posibilidad de lanzar cientos de productos en toda Europa desde nuestra casa». Una vez que está hecho el trabajo principal, que es la creación de marca y la tienda, agregar posteriormente nuevas referencias «es bastante rápido». Por último, cita la comodidad, ya que envían los artículos «en bloque y son ellos los que preparan cada pedido directamente» y se lo remiten a los clientes finales. «Tenemos casi todo con esta modalidad. Solo gestionamos por cuenta propia los que menos rotación tienen o son de tamaños superiores, los ‘megapacks’, por ejemplo».

Según los datos facilitados por la compañía, actualmente más de 200 pequeñas y medianas empresas extremeñas comercializan en la tienda de Amazon

Y sobre cuáles considera que son las claves para sobrevivir en una plataforma en la que la competencia es tan elevada, apunta que «prestar mucha atención a las palabras clave es fundamental». Por ejemplo, argumenta, se deben «nombrar los productos con los términos que ‘de verdad’ emplean los consumidores cuando buscan, no los que ‘nosotros creemos’ que utilizan. Si no ponemos estos términos, no vamos a aparecer». Esa es, considera, «la base», pero luego también menciona otros factores, como poner a los artículos precios competitivos, buenas calidades y diseños atractivos. Elementos que son importantes si se busca obtener buenas reseñas. «Hay que pensar que, si queremos intentar tener un pequeño lugar en este mercado, tenemos que tener buenas opiniones, que redundarán en compras de otros consumidores. Estas son reglas de la era digital y no nos queda otra que jugar con ellas», zanja.

«Estamos muy contentos», resume de estos primeros meses. «El producto va funcionando, así que iremos ampliando un poquito la gama», añade. Están trabajando en alianzas para la creación conjunta de kits que incorporen otros productos, «que es un aspecto que nos encanta». De hecho, ya mantienen conversaciones con firmas extremeñas de especias, aceitunas, cerveza artesana y carne.

Además de en España, han comercializado sus productos en Portugal, Suecia, Polonia y Francia y sus planes «más inmediatos» pasan por entrar en los mercados de Estados Unidos y Emiratos Árabes. «Estamos aprendiendo cómo hacerlo y buscando un ‘partner’ adecuado», indica.