Presentada en el Juzgado de Instrucción número 3 de Badajoz

La querella de Manos Limpias contra el hermano de Pedro Sánchez excluye a Gallardo

El sindicato de ultraderecha propone al juez citar al presidente de la Diputación Provincia de Badajoz en calidad de testigo

Miguel Ángel Gallardo

Miguel Ángel Gallardo / El Periódico

Almudena Villar Novillo

Almudena Villar Novillo

La querella criminal del sindicato de ultraderecha Mano Limpias contra David Azagra (David Sánchez Perez-Castejón), hermano del presidente del Gobierno, presentada en el Juzgado de Instrucción número 3 de Badajoz, excluye al presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, para el que solicita se le cite en calidad de testigo. En el documento, al que ha tenido acceso el Periódico Extremadura en exclusiva, Manos Limpias interpone la demanda por un presunto delito de malversación y de fraude, y exacciones ilegales «por la responsabilidad civil y penal en que haya incurrido el querellado», según consta en el escrito y según los artículos 14 y 272 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Además, se expone que el litigio se interpone contra David Sánchez, como coordinador de actividades de los conservatorios de música del Área de Cultura, Juventud y Bienestar Social, y contra los superiores jerárquicos que «a sabiendas de la inexistencia de prestación de servicios hayan permitido que el señor Sánchez recibiese sus emolumentos sin prestación de servicios, una vez se determine quiénes son los mismos». No obstante y en cuanto a la propuesta de diligencias a practicar, el sindicato establece «el interrogatorio de David Sánchez Pérez-Castejón y que se cite, en calidad de testigo, al presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo Miranda».

Exposición de los hechos

Por su parte, en la exposición de los hechos, Manos Limpias detalla y aporta como pruebas la convocatoria del Boletín Oficial de la Provincia de Badajoz (BOP), del 19 de mayo de 2017, para el puesto de coordinador de conservatorios con sus funciones y responsabilidades, así como el BOP del 3 de julio de 2017, en el que se publicaba la adjudicación del puesto al querellado. El resto de pruebas que presenta el querellante se basa en noticias publicadas en medios de comunicación digitales, en las que precisaba que «presuntamente, Sánchez Pérez-Castejón ha estado percibiendo un sueldo público sin ir a desempeñar sus funciones como empleado público. Además, el querellado no ha solicitado ni tiene autorizado la prestación de sus servicios en régimen de teletrabajo», tal y como publicó el diario digital The Objective, que el sindicato muestra como justificación.

En este desarrollo de los hechos, la asociación aporta la comisión de investigación aprobada en un pleno de la institución provincial pacense y el malestar de la diputación «que paga el salario de David Sánchez, con que tribute en Portugal y no en España, situación fiscal que ha reconocido el delegado del Gobierno en Extremadura».

Lee la querella completa:

Por todo ello, dice el sindicato, «podríamos estar ante un presunto delito de malversación y fraude y exacciones ilegales y por el que debería de ser investigado por su señoría y, en caso de que haya irregularidades, se condene por ello».

Por último, Manos Limpias, y apelando al artículo 280 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, ofrece una fianza de 1.000 euros y explica este ofrecimiento porque se trata de «un sindicato sin apenas ingresos económicos. Por ello, solicito al juzgado acuerde o no exigir fianza o solicitar una fianza de hasta 1.000 euros que es lo que este sindicato puede constituir».

Nada que ocultar

El propio presidente de la diputación pacense ya aseguró hace unos días ante los medios que no tenía nada que ocultar y que el propósito de Manos Limpias no era otro que «quebrar» su imagen. 

Además, y según su opinión, la demanda del pseudosindicato contra el hermano de Pedro Sánchez es «según noticias».

«No hay que estudiar periodismo para saber que esto es una clara estrategia de la ultraderecha que coincide con el primer año del peor gobierno que ha tenido Extremadura, en el que no se ha hecho absolutamente nada. Debe haber un miedo terrible a la alternativa que se está creando en Extremadura desde el PSOE», declaraba el político extremeño cuando se dio a conocer la noticia de la querella.