Los extremeños más influyentes

Daniel Gil Ramos: "Siempre he soñado con una Extremadura próspera donde puedas vivir y desarrollar tus capacidades profesionales"

Publicista. 34 años.

Daniel Gil Ramos

Daniel Gil Ramos / El Periódico

Luis Rollano

Tras cursar sus estudios universitarios en Madrid y complementarlos en Países Bajos, Daniel Gil Ramos (Cáceres, 1989) acumula ya más de una década de experiencia profesional ayudando a compañías a digitalizarse y aumentar sus negocios en el ecosistema online. Ha trabajado para grandes corporaciones como Philips y Google, donde actualmente lidero un equipo comercial para la región de Europa 

¿Cuándo y cómo le contacta Google? 

Fue en febrero de 2017, a través de una antigua compañera de trabajo que me puso en contacto con su amiga y la que sería mi primera jefa en Google. Responde a la petición de “¿Conoces a alguien espabilado que quiera trabajar en Google en Irlanda?”

¿Cómo fue su reacción en ese momento?

La recuerdo con mucha ilusión de poder hacerlo bien en un proceso de entrevistas que había escuchado mucho y donde la competencia era y es siempre atroz. 

¿Puede ser una de las grandes metas con las que sueñan los publicistas?

Puede ser una de las grandes metas para mucha gente, independientemente de sus estudios te diría. Para mí entrar en una empresa como Google era un sueño cumplido y un motivo de orgullo de cara a mi familia que tantos recursos depositó en mi formación. 

¿Cómo describiría a este gigante desde dentro?

Mucho talento junto compitiendo positivamente por superarse cada día, donde estar en la media no es suficiente y la compañía te empuja a que exprimas cada gota de energía en el buen sentido y con un afán de ser cada día un mejor profesional y enseñar a los que vienen detrás. 

¿Cómo de importante cree que es la formación continua para el progreso profesional?

Muy relevante y, sobre todo, te diría que, en primer lugar, está la curiosidad por querer aprender cosas nuevas cada día. En segundo lugar ser lo suficientemente humilde para siempre detectar tus áreas de desarrollo y poner mini planes para ir superándote en ellas. A su vez, creo que tan importante es intentar mejorar tus áreas de desarrollo como seguir potenciando tus fortalezas, pensemos que estas fortalezas son y serán las que nos hacen diferentes. 

Si hace diez años alguien le dice que estaría trabajando aquí a día de hoy, ¿Qué pensaría?

La vida es una consecución de objetivos y esa ha sido siempre mi mentalidad para ir superando barreras. Es probable que jamás pensara que acabaría desarrollando mi carrera profesional en Google (ya van siete años), pero sí que le diría a los que nos leen que nunca pongan barreras a sus sueños e inquietudes, porque eso se traducirá en pasión y la pasión engancha y mucho a cualquiera, incluido a los reclutadores de las principales compañías del mundo. 

 ¿Cuál es la receta para vender más en Google?

La misma receta para vender en cualquier sector: entender muy bien las necesidades y objetivos de tus clientes, saber qué es éxito para ellos. Lógicamente, cada sector profesional es un mundo pero al final la venta es una transmisión de entusiasmo, una fuerza que hace conectar a personas, alguien que necesita algo con alguien que ofrece ese algo, bajo un paraguas de confianza y respeto mutuo. Tengo un gran maestro como es mi padre, vendedor de raza y que me inculcó gran parte de lo que sé de esta gran profesión. 

¿Qué es lo que más echa de menos de su tierra?

A mi familia. Y a su estupenda gente que me hace ver siempre que voy que es lo verdaderamente importante en la vida para ser feliz. 

¿Qué deben hacer los jóvenes de hoy en día que quieran prosperar?

Es una pregunta muy amplia, pero te diría un ingrediente clave: ser muy curiosos, por aprender y por conocer cada día a más gente (si es diferente a ti, mejor), por saber qué tienes que mejorar, por saber qué hacen otros que consideras tú que prosperan.

¿Cómo se adaptó a vivir en Irlanda?

Muy bien, soy de esos que el “mal tiempo” lo lleva bien. No soporto el calor así que por ese lado, muy bien. Más allá del tiempo, Dublín es una ciudad estupenda para vivir una experiencia profesional internacional, muy cómoda, eminentemente joven y con grandes oportunidades profesionales. 

¿Le gustaría volver definitivamente a Extremadura o cree que ya su vida está fuera de la región?

Claro que sí, me imagino en un futuro volviendo, si bien no creo que sea en el corto o medio plazo. Siempre he soñado con una Extremadura próspera, a la que la gente quiera ir no solo a visitar nuestra amplísima variedad cultural y natural, si no también a vivir y desarrollar sus carreras profesionales. Espero poder contribuir con mi granito de arena a ello, ese sería el mayor de los objetivos de mi vida.