La Virgen de la Montaña emprende la marcha en procesión a la hora prevista acompañada de un cortejo numeroso y en una insólita tarde marcada por las altas temperaturas. "¡Viva la Virgen de la Montaña!", vocean.