La normativa que la Comisión Europea presentará el martes para regular la actividad de los gigantes digitales prevé multas de hasta 10% del total de la facturación de cada empresa en caso de infracciones, adelantaron este lunes fuentes europeas. Esta normativa también contempla la posibilidad de vetar la actividad de gigantes digitales en territorio europeo por errores continuos a las hora de retirar rápidamente contenidos ilegales o que atenten contra la seguridad de los ciudadanos, informaron las misma fuentes.

Tras un trabajo de casi seis meses, la Comisión Europea presentará el martes un ambicioso proyecto de ley con el que se propone regular la actividad de gigantes tecnológicos como Facebook, Google, Amazon, Apple o Microsoft. El objetivo del proyecto es enfrentar mediante regulación fenómenos como discursos de odio divulgados en gran escala, desinformación, liquidación de los pequeños comercios o la creación de gigantescos conglomerados que eliminan la competencia.

Este ambicioso proyecto es compuesto básicamente por dos leyes complementarias, sobre regulación respectivamente de los servicios y los mercados digitales. Con esa norma regulatoria, la UE aspira a controlar al enorme poder de los llamados "actores sistémicos" del mercado digital.

Según fuentes consultadas, la definición de esos actores sistémicos incluiría a una decena de empresas, incluyendo las gigantes conocidas con la sigla GAFAM (Google, Amazon, Facebook, Apple y Microsoft).

Separación de actividades

Estas empresas se verían enfrentadas a fuerte regulación sobre la transparencia de sus algoritmos y la utilización de los datos privados recogidos. Para casos agravados de infracciones a la normativa, la UE tendrá el poder de determinar la separación de actividades de cada empresa. El conjunto de propuestas aún tendrá que ser negociada en el Parlamento Europeo y posteriormente en los Estados miembros del bloque.

Los detalles de la propuesta han sido cuidadosamente guardados por la Comisión Europea, el brazo ejecutivo de la UE, a pesar de que se han filtrado algunos detalles.

Pero es seguro que las grandes plataformas se enfrentarán a condiciones específicas sobre lo que pueden y no pueden hacer. Esto podrá incluir la prohibición de que las empresas prioricen sus propios servicios en sus plataformas o hostiguen a rivales mediante la explotación de datos inaccesibles para otros.