Evolución de la pandemia

La hipótesis de nuevas restricciones gana fuerza en Francia

Emmanuel Macron podrá dirigirse este miércoles a los franceses para anunciar nuevas medidas contra la propagación del coronavirus. Se espera que el presidente francés se pronuncie sobre los colegios, donde los contagios se multiplican en las zonas más afectadas

La hipótesis de nuevas restricciones gana fuerza en Francia

La hipótesis de nuevas restricciones gana fuerza en Francia

La pandemia de coronavirus continúa sin dar tregua a Francia donde, con 4.974 pacientes covid-19 en reanimación, la tercera ola supera ya a la segunda. Ante la degradación de la situación sanitaria, Emmanuel Macron podría dirigirse a sus conciudadanos este miércoles. ¿Un nuevo confinamiento nacional? ¿Nuevos departamentos sometidos a “medidas de frenado reforzado? ¿Mantener el status quo? La eventual alocución del presidente francés mantiene en vilo a los franceses.

El mandatario se exprimirá “en función de las decisiones que se tomen en el Consejo de Defensa consagrado a la crisis sanitaria [que tendrá lugar] a primera hora [de este miércoles]”, adelanta France Info. Un discurso que “le permitiría subrayar la coherencia de sus decisiones desde enero”, habría dejado saber una persona cercana al presidente a la cadena de radio.

¿Hacia el final de la estrategia "frenar sin confinar"?

Los días avanzan y la tensión hospitalaria aumenta en las zonas más afectada por la pandemia. A este ritmo, “nos veremos obligados a triar a los pacientes”, alertaron 41 médicos de cuidados intensivos en una tribuna publicada este fin de semana por Le Journal du Dimanche. “Todos los indicadores coinciden en que las medidas actuales son y serán insuficientes para invertir rápidamente la alarmante tendencia de los contagios”, reiteraron exigiendo restricciones más contundentes.

Francia se acercaría así a la línea roja establecida, según afirma una fuente estatal de alto nivel a France Info, por su presidente: “elegir a los pacientes” que son o no atendidos. Macron podría verse así obligado a renunciar a su estrategia de “frenar sin confinar”.

Mientras tanto, la situación en los colegios también empeora. En los 19 departamentos sometidos a un confinamiento “aligerado”, las escuelas permanecen abiertas bajo un protocolo sanitario reforzado que obliga a cerrar las clases cuando se detecta un caso de coronavirus. Según las últimas cifras del Ministerio de Educación, el número de clases cerradas se multiplica de una semana a otra. El viernes 26 de marzo, las autoridades contabilizaron 3.256 aulas clausurada, 1.238 más que una semana antes, registrando un aumento de más del 60%.