El presidente estadounidense, Joe Biden, retiró este miércoles las órdenes ejecutivas de Donald Trump que buscaban prohibir las populares redes sociales TikTok y WeChat en el país.

En un nuevo decreto, la Casa Blanca ordena ahora al Departamento de Comercio iniciar un análisis "riguroso y basado en evidencias" sobre las aplicaciones que recaban informaciones personales de los usuarios y cuya tecnología tiene lazos con el gigante asiático.

"Ciertos países, incluido China, buscan utilizar las tecnologías digitales y los datos de los estadounidenses que presentan riesgos de seguridad nacional inaceptables, a la vez que ayudan a los controles e intereses autoritarios", señaló la Casa Blanca.