Al menos 58 muertos y unos 70 desaparecidos es el recuento preliminar de víctimas que ha dejado el temporal de lluvias que azota regiones del oeste de Alemania. La pasada noche, y tras días de lluvias, arroyos y ríos se convirtieron en ramblas de aguas que se llevaron por delante lo que encontraron a su paso en algunas zonas de los estados federados de Renania del Norte-Westfalia y Renania-Palatinado, los más afectados por el temporal. En la vecina Bélgica, afectada también por las lluvias torrenciales, han fallecido seis personas.

Las alarmas de alerta por inundaciones se pusieron en marcha en plena noche en ciudades como Wuppertal. Los meteorólogos apuntan a la depresión 'Bernd', procedente de Francia, como responsable de estas lluvias torrenciales, que dejaron más de 200 litros de agua por metro cuadrado en algunas localidades.

El nivel de los ríos Rin, Ruh y Mosela, así como algunas presas amenazan con desbordamientos durante las próximas horas. El temporal ha dejado a miles de personas sin electricidad, lo que impide las llamadas de auxilio de algunos afectados. Las autoridades y servicios de emergencia advierten de que la cifra de víctimas mortales y la dimensión de los daños son difíciles de calibrar en las actuales circunstancias. Entre los muertos también hay bomberos que participaban en las tareas de rescate.

Las redes sociales se han llenado en Alemania las últimas horas de vídeos y fotografías que muestran cómo las aguas arrastran coches, caravanas y el más diverso mobiliario urbano. En el distrito de Ahrweiler, en Renania-Palatinado, la policía informa de que varias casas y un puente colapsaron, y advierten del peligro de que más edificios se vengan abajo a lo largo de las próximas horas. Medio centenar de personas consiguieron salvar la vida en Ahrweiler tras subirse a los tejados de sus casas, informan las autoridades.

Mensaje de Merkel

"Estoy conmocionada por la catástrofe", ha escrito Angela Merkel en un tuit a través de la cuenta de su portavoz, Steffen Seibert. La cancillera ha hecho estas declaraciones desde Washington, donde está de visita oficial. "No dejaremos solos a los municipios afectados", ha dicho Armin Laschet, primer ministro de Renania del Norte-Westfalia, presidente de la CDU y candidato democristiano a la cancillería.

No han sido las únicas reacciones políticas a la catástrofe: Annalena Baerbock, candidata de Los Verdes a la cancillería, decidió cancelar sus vacaciones estivales ante la dimensión que está tomando la catástrofe. "Las noticias sobre las inundaciones son alarmantes", reaccionó Olaf Scholz, ministro federal de Finanzas y candidato socialdemócrata a la cancillería. Scholz prometió "ayudas rápidas" a los damnificados por el temporal.

12

Inundaciones en Alemania Efe-Reuters

En Bélgica, por su lado, las lluvias han provocado la evacuación de campamentos de verano y de varios municipios, con la declaración del 'código rojo' en las provincias de Lieja, Luxemburgo y Namur, informa Europa Press. Las autoridades han indicado que en el municipio de Limburgo, en Lieja, han tenido que ser evacuadas por el momento más de 3.000 personas y han alertado de que algunas calles siguen siendo "intransitables" e "inaccesibles". Además, la alcaldesa, Christine Defraigne, ha pedido a los residentes de Lieja que viven cerca del río Mosa que abandonen sus hogares o se trasladen a pisos más altos, incluido el tejado de sus viviendas, según informaciones del diario 'Het Nieuwsblad'. Asimismo, Países Bajos ha desplegado militares en una zona fronteriza.

Cambio climático

Pocos dudan ya en Alemania de que la dimensión de este temporal está directamente ligado a las consecuencias del cambio climático. Armin Laschet y otras figuras destacadas de la política alemana como el socialcristiano Horst Seehofer, ministro federal de Interior, así lo han reconocido. "El cambio climático ya está en Alemania. Este tipo de eventos muestran con qué violencia nos pueden afectar a todos", ha advertido la ministra federal de Medio Ambiente, la socialdemócrata Svenja Schulze.

Todas estas declaraciones apuntan al peso que inevitablemente tendrá la cuestión climática en la campaña electoral ya en marcha para las elecciones federales del próximo septiembre. Prácticamente todas las fuerzas con representación parlamentaria, con excepción de la ultraderecha de Alternativa para Alemania, se posicionan a favor de tomar medidas contra el calentamiento global.

Meteorólogos coinciden en que este tipo de temporales extremos se han vuelto más habituales en Alemania durante los últimos años. Y apuntan que las lluvias torrenciales se prolongan durante más días que en el pasado, lo que provoca las inundaciones registradas en el oeste del Alemania.