Manifestaciones

Las protestas contra el presidente de Chad dejan al menos 50 muertos y 300 heridos

Fuerte contestación social contra el anuncio de Mahamat Idriss Déby de que permanecerá dos años más en el poder

Protestas en Moundou, Chad.

Protestas en Moundou, Chad. / HYACINTHE NDOLENODJI

EP

Al menos 50 personas han fallecido y otras 300 han resultado heridas en el marco de una serie de manifestaciones que sacuden Chad desde el miércoles en protesta por la decisión del presidente, Mahamat Idriss Déby, de consolidarse en el cargo durante los próximos dos años.

Así lo ha confirmado el primer ministro de transición de Chad, Saleh Kebzabo, quien ha aprovechado durante un discurso para cargar contra los manifestantes, a quienes acusa de "organizar una verdadera insurrección popular armada", según recoge Radio France Internationale. "El Gobierno de la República de Chad pondrá orden en todo el territorio y no tolerará más ningún exceso, venga de donde venga", ha aseverado Kebzabo, según recoge el portal de noticias chadiano Alwihda Info.

Los disturbios han sido fuertemente reprimidos por las fuerzas de seguridad, que suman al menos una decena de agentes fallecidos, y se han registrado tanto en la capital, Yamena, como en Moundou, la segunda ciudad más importante del país. De acuerdo con informaciones del portal Tchadinfos, los manifestantes han atacado edificios públicos, incluida la Gobernación, así como la sede de la Unión Nacional para el Desarrollo y la Renovación (UNDR), formación del primer ministro de transición.

El propio Kebzabo ha decretado este jueves el toque de queda en la capital y en otras dos localidades -Doba y Koumra- cercanas a la ciudad de Moundou. La medida de excepción entrará en vigor esta misma noche y abarcará desde las 18.00 hasta las 6.00 horas (hora local). Por su parte, el alcalde de Yamena, Ali Haroun, ha hecho un llamamiento a la calma y la solidaridad en la capital, para que así prime "la moderación y el sentimiento de patriotismo", más aún cuando la ciudad se enfrenta a los efectos devastadores de las crecidas excepcionales de los ríos Logone y Chari.

Déby asumió el cargo en abril del año pasado, después de que su padre, Idriss Deby Itno, muriera durante una operación militar contra los rebeldes, después de 30 años en el poder. El actual gobernante se había comprometido a devolver el poder a los civiles tras 18 meses, plazo que vence este mes.

Reacciones internacionales

Según señala el mencionado portal de noticias chadiano, la Oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos ha condenado el uso de la fuerza contra los manifestantes y ha instado a las autoridades a "garantizar la seguridad y la protección de los Derechos Humanos". Así, el organismo de Naciones Unidas ha hecho un llamamiento a la "calma y moderación de ambas partes", y ha rogado al Gobierno de Chad que se asegure de que se respetan la libertad de expresión y reunión pacífica. "Las violaciones denunciadas deben ser investigadas", ha dicho.

Asimismo, tras conocerse los incidentes, el exmandatario chadiano y presidente de la Comisión de la Unión Africana, Moussa Faki Mahamat, ha condenado fervientemente "la represión" a los manifestantes en el país africano. "Hago un llamamiento a las partes para que respeten la vida humana y la propiedad y favorezcan formas pacíficas de superar la crisis", ha señalado el presidente de la Comisión de la Unión Africana en su perfil oficial de la red social Twitter.

Por su parte, la diplomacia francesa ha emitido un comunicado en el que se ha unido a la condena por estos episodios de violencia en los que, dicen, se han usado "armas letales contra los manifestantes". "Francia no juega ningún papel en estos hechos, que son estrictamente una cuestión de política interna de Chad", ha añadido París, que desmiente "informaciones falsas" que la vinculan con las protestas.

Cuatro muertos frente a la Embajada de EEUU

El Departamento de Estado estadounidense ha condenado también los enfrentamientos entre fuerzas de seguridad y manifestantes, antes de solicitar que se los responsables de violencia rindan cuentas. "Estamos profundamente preocupados por los informes de víctimas e instamos a todas las partes a reducir la tensión y a actuar con moderación", ha expresado el portavoz del Departamento en un comunicado de prensa.

Price, además, ha informado de que cuatro personas han muerto frente a la puerta principal de la Embajada de Estados Unidos en el país, tras un asalto de civiles en vehículos privados que despejaron los controles policiales. "Condenamos el uso no autorizado de la propiedad de la Embajada por parte de los manifestantes involucrados en las protestas", ha agregado el portavoz estadounidense.

Asimismo, Washington ha enviado una llamada a las partes del país "para que se abstengan de la violencia y prioricen el diálogo y el respeto de los Derechos Humanos". "EEUU lamenta los resultados del Diálogo Nacional Chadiano (...). Observamos con preocupación el desprecio del Gobierno por la directiva clara del Consejo de Paz y Seguridad de la Unión Africana", ha explicado Price, tras observar que la Administración Biden considera prioritario un gobierno en el país elegido en elecciones libres y justas, supervisado por instituciones independientes". "(Las elecciones) ofrecerán la mejor esperanza para que Chad salga de décadas de conflicto. Continuaremos apoyando al pueblo de Chad en la búsqueda de sus aspiraciones de una transición creíble y oportuna a la democracia", concluye el comunicado del Departamento de Estado.

Disparos de munición real

Amnistía Internacional (AI) se ha pronunciado, también, respecto de los enfrentamientos violentos registrados en varias ciudades de Chad, y ha recordado que el uso de la fuerza para mantener el orden "debe ser estrictamente necesario y proporcionado", mientras que ha indicado que el uso de armas de fuego está prohibido salvo en casos de peligro inminente de muerte o lesiones graves.

Según los primeros testimonios recogidos por AI, las fuerzas de seguridad han disparado munición real contra los manifestantes (...), matando a varias decenas de personas, incluido un niño, ha explicado la directora regional de Amnistía Internacional para África Occidental y Central, Samira Daoud. "Hacemos un llamado a las autoridades chadianas para que cesen de inmediato el uso excesivo de la fuerza contra los manifestantes", ha indicado la directora regional de la ONG, tras destacar que el derecho a la libertad de reunión pacífica está consagrado en documentos tanto nacionales como internacionales. "Estas disposiciones deben ser respetadas para permitir que cada persona se exprese libremente y sin temer por su vida". Daoud ha pedido, a su vez, a las autoridades que tomen "medidas inmediatas" para investigar y llevar ante la justicia "a los autores de homicidios ilegítimos".