El Gobierno recortará su inversión en Extremadura un 30% este año y, para tratar de compensar, ha reservado una partida de 20 millones de euros como adelanto de la deuda histórica. Estos (recorte y deuda histórica) son los dos grandes pilares sobre los que orbitan los intereses de la comunidad autónoma en los Presupuestos Generales del Estado para 2012, los primeros bajo la presidencia de Mariano Rajoy.

El Ministerio de Hacienda y Administración Pública presentó ayer los detalles de los presupuestos. En total, el Gobierno prevé gastar 368,8 millones de euros en Extremadura en lo que queda de año. Comparado con los presupuestos del 2011, son 159 millones de euros menos en inversiones del Estado en la comunidad autónoma. Esto sitúa a Mariano Rajoy en una senda similar a la de su antecesor, José Luis Rodríguez Zapatero, que ya aplicó la tijera de forma drástica en la elaboración de sus últimas cuentas públicas. Entonces, hace justo un año y medio, los socialistas redujeron en un 33% las partidas destinadas a Extremadura; ahora, los populares dan otra vuelta de tuerca y aplican una nueva rebaja del 30%.

Este nuevo tajo sitúa a la comunidad autónoma entre los territorios más afectados por la austeridad. Solo cinco comunidades experimentarán un mayor recorte en la inversión estatal este año: Cataluña (- 45%), Navarra (- 41%), La Rioja (- 38%), Andalucía (- 38%) y Comunidad Valenciana (-35%). Por contra, País Vasco y Galicia serán los únicos territorios donde el Gobierno gastará más dinero que en 2011. En ambas regiones, circunstancialmente, se celebran elecciones autonómicas en apenas un año.

En total el Estado realizará inversiones directas por valor de 15.531 millones de euros en todo el país. Esto supone una media de 329 euros por ciudadano. Extremadura se mantendrá ligeramente por encima en ese ratio (con 332 euros de media, frente a los 467 del 2011). En términos absolutos, Andalucía es la comunidad que más dinero percibirá: 1.851 millones de euros.

CUENTAS PARA 8 MESES Hay que tener en cuenta que estos presupuestos están destinados a cubrir los gastos del Estado a partir de su aprobación --previsiblemente dentro de un mes-- hasta final de año. Es decir, estarán en vigor ocho meses, mientras que en ejercicios anteriores cubrían las gastos del Gobierno durante 12 meses. Esto puede distorsionar ligeramente la comparativa entre las cuentas detalladas ayer y las de ejercicios precedentes.

Por capítulos de gasto, los proyectos de infraestructuras son los que más dinero tienen asignado dentro de la partida de 368,8 millones destinada a Extremadura. En este sentido, el Ministerio de Fomento vuelve a ser el más inversor, con 85 millones --la mayoría para conservación de carreteras (29,3 millones) y ferrocarril (48,9 millones)--. A esa cuantía hay que sumar las partidas dedicadas a financiar las obras del tren de alta velocidad Madrid-Badajoz, consignadas a la empresa pública Administrador de Infraestructuras Ferroviarias. Son 136 millones de euros, en principio, para dar continuidad al AVE.

Por detrás de Fomento, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente será el otro gran artífice de proyectos con asignación presupuestaria en la comunidad autónoma. Entre las iniciativas a financiar, este departamento contempla la modernización de regadíos en las zonas de Orellana, Montijo y el valle del Alagón --en conjunto, casi 18 millones de euros--, la obra del trasvase de Portaje a Cáceres y su entorno --5 millones-- y actuaciones para mejorar el abastecimiento de agua en el Campo Arañuelo, Hevás, Torrejón el Rubio y Garrovillas (3,9 millones). También está prevista la construcción y adecuación de depuradoras de agua en La Vera, Cáceres, Almendralejo y en municipios limítrofes con Portugal.

En este ámbito existen además varias obras a realizar por organismos públicos como Acuasur --que acometerá las mejoras de abastecimiento de Badajoz, Mérida y la mancomunidad de Santa Lucía-- o la Sociedad Estatal de Infraestructuras Agrarias (Seiasa) --con inversiones pendientes en varias comunidades de regantes--.

El resto de ministerio contemplan inversiones muy pequeñas. Apenas caben reseñar los 10 millones de euros del Ministerio de Justicia para los juzgados de Plasencia y Almendralejo y el millón y medio de euros que Educación reserva para construir gimnasios en centros educativos de Extremadura que no cuenten con este equipamiento.

PRIMERAS VALORACIONES Tras publicarse los detalles, el presidente de la Junta de Extremadura, José Antonio Monago, valoró positivamente --en una entrevista en la Cadena COPE-- que los presupuestos recogen un "pequeño adelanto" de la deuda histórica y que el AVE extremeño "sigue manteniéndose". "Dada la que está cayendo, son los presupuestos que hay que hacer".

Por su parte, el secretario regional del PSOE, Guillermo Fernández Vara, aseguró que el Gobierno central del PP castiga a Extremadura, al invertir en la región 368 millones de euros en 2012 frente a los "700 millones euros de media" de los últimos cuatro años. A través de su Twitter, el ex presidente de la Junta comparó el descenso de la inversión del Estado en Extremadura, del 30%, con el de Castilla-La Mancha (7,6%). "Ya conocemos la prioridad que otorgan Rajoy y el PP a Extremadura", señaló Fernández Vara.