Comenzó organizando las comidas de sus amigos en las monterías y ahora sirve de forma profesional hasta 14 monterías por fin de semana en distintos puntos de Extremadura y también en puntos de Andalucía, Castilla La Mancha y Castilla y León. Lo que comenzó como una afición se convirtió en 2008 en el catering Cáceres Pajuelo y las jornadas de montería en la actividad más importante de esta época del año, junto con la atención a los comedores que los colegios o congresos puntuales. "Las cacerías suponen el 40% de la facturación en esta época del año", explica Juan Antonio Cáceres. Todo eso se traduce también en puestos de trabajo, porque junto al personal fijo, la empresa cuenta en estos meses con otros trabajadores eventuales, hasta 5 personas por cada montería que sirven. Además de la plantilla que se moviliza a la finca, el trabajo también se refuerza en los fogones, con la contratación de dos cocineros. En estos meses la plantilla puede elevarse hasta en 30 personas.