Era cuestión de tiempo y finalmente se anunció ayer a última hora de la tarde tras un Consejo de Gobierno extraordinario: Extremadura suspende desde el próximo lunes la actividad lectiva presencial en todos los centros educativos de 0 a 18 años, la universidad, las aulas de adultos y la Universidad de Mayores, además de las actividades de los centros juveniles y todas las extraescolares para hacer frente a la propagación del coronavirus.

Según explicó el consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, la decisión se toma siguiendo las recomendaciones que ayer dio el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y por «cohesión territorial», pues en Extremadura la situación epidemiológica no ha cambiado: a pesar de haberse detectado 15 nuevos casos positivos de COVID-19, el foco de contagio está claro en todos ellos y no hay evidencias de una transmisión local descontrolada. Tampoco en los centros educativos extremeños se ha dado hasta el momento ningún problema, pero el consejero recordó que estamos ante una crisis sanitaria que demanda una respuesta unitaria y que a la población se le marque «una hoja de ruta clara». «Estamos en el inicio de dos semanas duras de trabajo, esfuerzo y sentido común», señaló.

Una vez más, el titular de Sanidad extremeño quiso mandar un mensaje de «calma y tranquilidad» a los extremeños y explicó que el objetivo de suspender las clases es que estos alumnos «permanezcan casi todo el tiempo en su casa», pues para ellos y para todos los ciudadanos «lo mejor» que se puede hacer en este momento para combatir el coronavirus es permanecer la mayor parte de tiempo posible en casa. La suspensión de la actividad lectiva llegará a las guarderías, los colegios de infantil y primaria, los institutos y la Universidad de Extremadura (Uex), además de los centros de formación de adultos, la Universidad de Mayores, los centros juveniles y todas las actividades extraescolares.

MEDIDAS COMPENSATORIAS / Las medidas compensatorias anunciadas por el Gobierno central (facilitar la conciliación, fomentar el teletrabajo y la flexibilidad de los turnos laborales, dar continuidad a la formación de los alumnos con recursos digitales y movilizar fondos para atender a los menores en riesgo de pobreza) también han sido determinantes para tomar la decisión de cerrar los centros educativos y la Junta espera ahora para ver cómo se cristalizan todas estas medidas que servirán para paliar los efectos de esta crisis.

El consejero no ofreció ayer datos de los alumnos que se verán afectados por la suspensión de las clases, a la espera de que el Ejecutivo regional facilite hoy más información sobre este asunto y la organización que seguirán los de los docentes a partir de ahora. El rector de la Universidad de Extremadura (Uex), Antonio Hidalgo, también mantenderá este viernes dos reuniones con técnicos y profesionales para determinar los procedimientos a seguir por la comunidad universitaria durante los próximos días. Ha convocado una mesa técnica sobre COVID-19 donde se tratarán aspectos como la estructura, mecanismo de trabajo e información sobre la situación, la movilidad de los estudiantes y demás personal universitario, así como los procedimientos académicos virtuales a implantar durante este periodo. A partir de las 11.30 horas se celebrará una segunda reunión con el Comité de Seguridad y Salud, en el que se determinarán las condiciones de seguridad en la que se ejercerá la actividad profesional de los trabajadores de la Uex en los próximos días sin actividad.

El cierre de los centros educativos se hará efectivo el lunes por cuestiones organizativas y se prolongará en principio hasta el 31 de marzo (15 días naturales), pero Vergeles ya avanzó ayer que probablemente se tenga que extender más allá de esa fecha toda vez que el periodo de incubación del virus alcanza los 14 días y el diagnóstico una media de cuatro, y se necesita tiempo para comprobar que las medidas que se toman para frenar la pandemia tienen efecto.

CONTENCIÓN REFORZADA / Pese que al número de casos de COVID-19 van en aumento en la región (un total de 25, tras los 15 detectados ayer) y el miércoles se registró la primera víctima mortal en Arroyo de la Luz, Vergeles insistió en que Extremadura se mantiene en una fase de «contención reforzada» porque no se han evidenciado casos de transmisión local descontrolada. Por ello, en la misma mañana de ayer la Junta dijo que los centros educativos iban a seguir funcionando con normalidad. El titular de Sanidad mantuvo incluso una reunión informal con los sindicatos de la Función Pública, a quienes se pidió que sean muy cuidadosos con sus declaraciones ante la opinión pública «porque de ello depende la tranquilidad de los docentes» (ya el martes CSIF, PIDE y ANPE solicitaran la suspensión de las clases).

Además de cancelar los eventos culturales, deportivos y de ocio que congregen a más de mil personas, y el cierre de los hogares de jubilados, el SES también anunció ayer la suspensión del programa El Ejercicio Te Cuida, que fomenta la práctica del deporte entre los mayores.