Los casos diagnosticados de tumores digestivos, los cánceres más frecuentes, han podido llegar a caer hasta un 30% en España por la paralización de las pruebas en la primera ola de la pandemia, según las estimaciones dadas a conocer con motivo de la celebración la pasada semana, por primera vez de forma virtual, del 28º simposio internacional Avances en el tratamiento de los tumores digestivos.

Igualmente, también se han paralizado los cribados, «que evitan hasta un tercio de las muertes por cáncer de colon y se han suspendido cirugías y modificado algunos tratamientos», se apuntó en una nota de prensa, en la que también se subrayo que, «A cambio, 2020 ha sido un año en el que se han dado a conocer avances que serán decisivos en la supervivencia de muchos de estos tumores».

La Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM) ha estimado que en el 2020 serían diagnosticadas más de 72.000 personas de tumores digestivos. Esto supone más de uno de cada cuatro nuevos casos de cáncer en España (25,9% del total). Los tumores digestivos son, además, responsables de alrededor de 37.000 muertes al año en todo el país.