La barriada de La Antigua brilla con luz propia, así tal cual, cien por cien literal. La asociación de vecinos nuestra señora de La Antigua de Mérida ha conseguido este año sufragar con fondos propios la instalación de un alumbrado navideño en varias calles del barrio. «Queremos llevar la ilusión y la esperanza a nuestros vecinos», sostiene el presidente vecinal Luis Valiente. El encendido tuvo lugar el pasado viernes, al igual que en el resto de la ciudad. De esta forma, la avenida Juan Carlos I, Marqués de Paterna y la calle San Luis, además de la plaza del Padre Panero, ya alumbran a los vecinos.

Cabe destacar que esta singular iniciativa surgió el pasado verano cuando desde el colectivo vecinal se solicitó permiso al ayuntamiento para poder instalar las luces por su cuenta. Tras recibir el visto bueno por parte del gobierno municipal, se puso en marcha una campaña de venta de papeletas para sortear una cesta de productos navideños. Los fondos obtenidos a través de esta vía han permitido sufragar el coste de la iluminación navideña, cuyo montaje ha corrido a cargo de la empresa extremeña Iluminaciones Henry S.L.

«Ahora más que nunca decimos que ser de Mérida es un honor, pero ser de La Antigua es un orgullo, porque la mayoría de las tiendas, bares y establecimientos han colaborado adquiriendo un taco de papeletas, además de los asociados y vecinos en general», destaca Valiente. «La gente está muy contenta porque ve que se pueden hacer las cosas y hacía muchos años que no se iluminaba nuestra barriada», puntualiza.

En esta línea, el presidente vecinal destaca que estas navidades, más que nunca, por la situación que ha generado el covid, es necesario «llevar luz y esperanza a esas personas que están un poco tristes en estas fechas tan especiales, porque en La Antigua somos muy solidarios». Esta barriada emeritense no solo va a disfrutar de alumbrado propio, sino que también se va a instalar en la plaza del padre Panero un buzón «espectacular» para que los más pequeños envíen sus cartas a los Reyes Magos.