La Policía Local de Mérida ha retomado los controles nocturnos de alcoholemia. Con el fin del estado de alarma y las limitaciones a la movilidad, los agentes volverán a controlar en las calles de la ciudad el consumo de alcohol y estupefacientes al volante, según ha informado este lunes el delegado de Tráfico y Seguridad Ciudadana, Marco Antonio Guijarro.

El dispositivo se ha retomado ya este pasado fin de semana, con un total de 20 controles en diferentes puntos de la ciudad en los que se han detectado tres positivos. Estos controles se pusieron en marcha en el año 2015 y su objetivo es la prevención, “que toda persona que beba alcohol en exceso sepa que pone en peligro su vida y sobre todo, la de los demás conductores o transeúntes”, ha venido defendiendo el ayuntamiento.

Tras el fin del estado de alarma hace justo una semana, Guijarro también ha querido destacar “la normalidad y ausencia de incidentes” en Mérida. “Es digno de mención el seguimiento y la continuidad de las medidas de prevención contra el covid-19 que se han observado en los ciudadanos”, destaca.

La Policía Local mantiene sus operativos en relación al cumplimiento de las medidas sanitarias, pero en los últimos siete días no se comunican denuncias por el uso de la mascarilla o el incumplimiento de medidas sanitarias en lugares públicos ni privados.

La pasada semana (del 10 al 16 de mayo) los agentes intervinieron en 15 accidentes de tráfico. Se interpusieron 47 denuncias de tráfico, a las que se suman dos delitos contra la seguridad vial. También hubo una denuncia por venta ambulante.