Mejoras en la teleasistencia domiciliaria. El Ayuntamiento de Mérida ha adjudicado la prestación de este servicio a la mercantil IGON C.E.E.S.L. (Centro Especial de Empleo) por un importe de 51.990 euros para un periodo de dos años con opción a otro de prórroga. La adjudicataria se hará con el contrato que venía prestando Cruz Roja y que finalizará el próximo 27 de junio. La delegada de Mayores, Catalina Alarcón, destaca que gracias a la nueva adjudicación se podrá disponer de un total de 270 terminales, 20 más que en la actualidad, lo que permitirá atender a una demanda que es cada vez mayor.

La edil señala que en estos momentos están adjudicados los 250 terminales disponibles, sin embargo, reconoce que existe «una pequeña lista de espera a la que se le va a poder dar respuesta». Como novedad del servicio, la adjudicataria dispondrá de terminales para colectivos de personas sordas, así como con dificultades de comunicación verbal o auditiva. En esta línea, la edil apunta que otra novedad del servicio será que los terminales (reloj y colgante) ofrecerán un servicio de localización permanente dentro y fuera del domicilio mediante el uso de tecnología GPS «sin límite de distancia».

Cabe destacar que la teleasistencia domiciliaria es un servicio gratuito que a través de la línea telefónica y con un equipamiento de comunicaciones e informático específico, ubicado en un Centro de Atención al Usuario (CAU), y en el domicilio del usuario, permite a las personas mayores, con diversidad funcional o dependientes, con solo accionar el dispositivo que llevan puesto entrar en contacto verbal durante las 24 horas del día los 365 días del año. 

Desde el CAU se contacta de forma periódica con los usuarios para hacer un seguimiento y estos pueden comunicarse con el centro cuando quieran. Por último, indicar que en la página web municipal está publicada toda la información necesaria acerca de cómo solicitar esta servicio.