La Policía Local de Mérida realizó durante la pasada semana 30 controles de alcoholemia dentro de una campaña especial de la DGT a nivel nacional, y además intervino en 8 accidentes de tráfico, se interpusieron 40 denuncias en esta materia y se produjeron 5 delitos contra la seguridad vial. También denunció a tres personas por no llevar mascarillas y hubo una denuncia al propietario de un establecimiento de hostelería por incumplir las medidas establecidas contra el covid-19.

De otro lado, los agentes también interpusieron una denuncia por talar un árbol en la vía pública, otra al propietario de un local por instalar más veladores de los autorizados, una por cazar pájaros, otra por vender tabaco picado a granel, que fue incautado, y se precintó una máquina de perritos calientes por incumplir la normativa, según informó ayer el Ayuntamiento de Mérida en nota de prensa.

El delegado de Policía Local, Marco Antonio Guijarro, recalcó que la policía realiza ante todo labores de seguridad y prevención pero "es fundamental la responsabilidad de los vecinos en le cumplimiento de la normativa establecida por las autoridades sanitarias".