previsiones del sector hotelero para los meses estivales

A la espera de los turistas

Los hoteles confían en superar los niveles de ocupación del verano pasado, cuando se situaron en torno al 60%. El Festival y el Stone son claves para atraer a los visitantes

El Hotel Tryp Medea de Mérida, ubicado en la avenida de Portugal,

El Hotel Tryp Medea de Mérida, ubicado en la avenida de Portugal, / EL PERIÓDICO

El sector hotelero de Mérida tiene buenas expectativas de cara al verano. El director del hotel Tryp Medea y presidente de la Asociación de Hoteleros de Mérida (Ashomer), José Luis Hernández, asegura a este diario que los niveles de ocupación para julio y agosto serán mejores que los registrados el pasado año, incluso teniendo en cuenta que estos dos meses funcionaron «bastante bien» debido a la celebración del Festival Internacional de Teatro Clásico y del Stone&Music Festival. «Los datos van a ser mejores, pero no tanto como en 2019», puntualiza. Sobre esta cuestión, indicar que la ocupación en los alojamientos hoteleros fue del 60% el verano pasado. 

Hernández señala que este verano los turistas procederán principalmente del territorio nacional y muchos aprovecharán para hacer parada en la ciudad antes de seguir su viaje a destinos como Cádiz, Málaga o Lisboa. Los precios para alojarse están «equilibrados» en función de lo que marca el mercado, aunque subirán «un poquito» en julio y agosto por el aumento de la demanda, afirma el presidente de un colectivo que integra a los hoteles de tres a cinco estrellas de la ciudad, que representan el 80% del total de las plazas hoteleras que se ofertan en Mérida. «Si este año lo cerrásemos al menos con un equilibro presupuestario ya nos daríamos con un canto en los dientes», apunta.

El director del Parador de Mérida, Daniel de Lamo, también asegura que los datos de ocupación serán muy positivos: «Ya estamos en los mismos índices de reservas para julio y agosto que teníamos en el mismo periodo de 2019, incluso las previsiones de precio medio también son muy buenas». «A raíz de la presentación del festival de teatro el pico de reservas subió una barbaridad», destaca. Cabe recordar que la ocupación media de los hoteles en el año 2020 fue del 28%, frente al 73% del 2019, que cerró como un año de récord para el turismo emeritense. «Mérida está generando mucho interés a nivel turístico y eso se nota», subraya.