Este viernes se conocerá el futuro de la planta azucarera. La sede de Presidencia de la Junta de Extremadura en Mérida acogerá, a las 13.00 horas, un acto en el que tendrá lugar la firma de una "declaración de intenciones" sobre esta iniciativa industrial y no la firma del proyecto, como inicialmente había informado el consistorio en convocatoria de prensa. En la cita estarán presentes la ministra de Industria, Turismo y Comercio, Reyes Maroto; el presidente del Ejecutivo regional, Guillermo Fernández Vara; el alcalde de Mérida, Antonio Rodríguez Osuna, y el representante de la entidad Ibérica Sugar Company SLU, Jamal Majid Al-Ghurair.

A la espera de que se confirmen los datos que ya se habían dado a conocer, la industria azucarera ocuparía 59,3 hectáreas de las 207 totales del parque empresarial Expacio Mérida. La factoría llevaría aparejada una inversión cercana a los 400 millones de euros y generaría 200 puestos de trabajo directos a los que habría que sumar el empleo indirecto creado en la agricultura y el sector del transporte. La planta tendría capacidad para transformar 5,4 millones de toneladas de remolacha al año con las que se producirían unas 800.000 toneladas de azúcar blanca. De azúcar moreno podría procesar unas 900.000 toneladas al año con las que se obtendrían 882.000 de esa variedad.

Cabe recordar que el pasado mes de noviembre, el pleno municipal aprobó, con los votos a favor del PSOE y Unidas por Mérida, la retirada de la declaración de utilidad pública del proyecto de la planta azucarera, ya que esta iniciativa empresarial llevaba encima de la mesa desde que en el año 2017 el grupo árabe Al Khaleej Sugar, uno de los mayores productores mundiales de azúcar, diese a conocer su intención de construir esta industria.