Las intensas lluvias de esta madrugada han obligado a cortar varias calles de Mérida, donde además el colegio Miguel de Cervantes ha tenido que suspender las clases. Parte la cubierta se ha venido abajo y un centenar de alumnos de Primaria no han podido entrar porque está filtrando el agua desde el techo hasta la planta baja.

En estos momentos hay cortes de tráfico, debido a las balsas de agua, en las avenidas Marquesa de Pinares, Luis Ramallo, Florencia Gil, la rotonda del ferial, la zona del palacio de congresos, Mario Roso de Luna, y la rotonda La Piedad. Además, el servicio de autobuses urbanos está sufriendo retrasos.

Según datos de la Agencia Estatal de Meteorología, hasta las nueve de la mañana habían caído 33,6 litros por metro cuadrado en Mérida. La ciudad lleva toda la madrugada en nivel naranja (riesgo importante) por el 112 ante las intensas lluvias y tormentas que se están produciendo. El Servicio de Urgencias y Emergencias de Extremadura prolonga esta alerta hasta las 21:00 horas de este jueves.

Por este motivo, desde el ayuntamiento y la delegación de Seguridad Ciudadana, piden a la población que extremen las precauciones. La previsión de lluvias intensas se mantendrá durante toda la jornada por lo que la colaboración vecinal es fundamental. “Hemos pasado una madrugada pendientes de las incidencias, no hay que lamentar ningún daño personal, pero sí cuestiones de tráfico que dificultarán los accesos a varias zonas durante la mañana”, explica Marco Guijarro, delegado de Seguridad Ciudadana.

La intensa tromba ha provocado una rotura de tubería en Marquesa de Pinares, por lo que se ha tenido que cortar al tráfico. También ha habido otras incidencias en tuberías en zonas como plaza José Zorrilla.

“La tormenta, el viento y la lluvia ha provocado el desprendimiento de árboles en algunas zonas como la Avenida de las Américas o José de Espronceda, por ello es fundamental que intentemos no acercarnos a zonas de arboleda que puedan provocar incidentes de este tipo”, apunta Guijarro.

Las tormentas también han provocado cortes de luz puntuales que se están intentando solventar en zonas como Bodegones o Abadías. La Policía Local en colaboración con otros cuerpos están trabajando de forma intensa para evitar lo que esté en sus manos, pero es fundamental la colaboración ciudadana”, subraya el delegado.