Fin al conflicto, al menos, de momento. Mensajeros de la Paz y el Ayuntamiento de Mérida han llegado a un acuerdo que evitará el cierre de la guardería Las Abadías que estaba previsto para el próximo 2 de noviembre. Según informó ayer a este diario la directora del centro de educación infantil, María Escudero, la entidad ha solicitado «de manera excepcional» prorrogar el contrato que tiene suscrito con el consistorio hasta el 30 de junio de 2022 con el objetivo de «no perjudicar la vida laboral y familiar del alumnado del centro».

«Como trabajadora de la escuela y afectada al igual que las familias por el posible cierre, lo que espero es que el ayuntamiento dé una solución viable a partir del 30 de junio porque esto es un parche temporal», manifestó. «Estamos agradecidos porque las dos partes hayan llegado a un acuerdo, aunque sea a nivel temporal, pero la realidad es que no se ha conseguido lo que se quería, que era una continuidad de la escuela infantil más allá del próximo 30 de junio», puntualizó Escudero. 

El cierre de la guardería afectaría a 25 niños de entre 0 y 2 años de la escuela infantil, más los 44 que acuden a diario al aula matinal y al comedor. Las 70 familias afectadas iban a concentrarse el pasado jueves por la tarde a las puertas del centro para protestar por el cierre, pero no hizo falta tras la llegada del acuerdo. «Agradezco a las familias, trabajadores y partes implicadas que nos hayan arropado con esa injusticia que querían hacer cerrando el centro infantil», señaló la directora. 

Cabe recordar que Mensajeros anunció en febrero que renunciaba a ejecutar la prórroga de dos años que permitía su contrato y el ayuntamiento convocó un nuevo concurso para la concesión administrativa de la gestión y explotación del centro, pero quedó desierto. A partir de entonces, el consistorio inició una negociación con la entidad para tratar de ampliar la concesión por un año más, pero esta rechazó la propuesta, aunque finalmente sí la ha aceptado.