El XV Rastrillo Solidario de Prodean en Mérida, a beneficio del proyecto ‘No hay futuro sin educación’ que desarrolla la entidad en Camerún, abrió ayer sus puertas en el Parador de Turismo para ofrecer al público productos de artesanía y navideños. El rastrillo se celebrará hasta mañana viernes, en horario de 11 a 14 y de 17 a 20.30 horas. Además, Prodean ha organizado una cena y una merienda solidaria para la jornada de hoy, que también tendrá lugar en el Parador emeritense.

En el rastrillo, como es habitual, se pueden encontrar numerosos artículos de decoración, ropa, complementos, alimentación, dulces artesanos, además de una tómbola, y todo el dinero que se recaude irá al proyecto de Prodean en Camerún, señaló la voluntaria María Santiago. El objetivo de este proyecto es becar a niños para que tengan acceso a una educación continuada. «Se necesitan 300 euros para dotar a un alumno de todo lo que necesita en un año», subrayó Santiago.

Por su parte, la delegada municipal de Servicios Sociales, Catalina Alarcón, resaltó a través de una nota de prensa el apoyo del Ayuntamiento de Mérida a esta actividad solidaria y a esta fundación. «Su éxito será el de todos los niños de Camerún que se van a beneficiar de este proyecto», destacó.