La Confederación Hidrográfica del Guadiana (CHG) ha detectado la presencia de cotorras argentinas en el parque fluvial situado en la margen derecha del río Guadiana a su paso por Mérida. La detección se ha producido gracias a los trabajos de vigilancia y alerta temprana de especies exóticas que el organismo de cuenca viene desarrollando desde hace años.

Esta especie está incluida en el Catálogo Español de Especies Exóticas Invasoras por lo que se ha puesto en conocimiento del Ministerio de Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) y se ha informado a la Junta de Extremadura para que se establezcan medidas de control pertinentes antes de que llegue a asentarse una población reproductora de la especie en la zona.

Según explica la CHG en nota de prensa, su presencia "incontrolada" y capacidad de reproducción pueden causar perjuicios no solo por desplazar a otras especies autóctonas, sino por el tamaño de sus nidos y la alimentación de brotes jóvenes que acaban dañando al arbolado. También pueden ser dañinas para las instalaciones eléctricas, así como generar molestias en zonas residenciales por lo ruidosas que son, entre otras cuestiones.