REACCIONES AL CIERRE DEL COLEGIO DE SAN JUAN

PIDE se opone al traslado del aula de adultos de Mérida al colegio Juan XXIII

Critica que la decisión no haya sido consensuada con el centro Legión V y pronostica una caída de alumnos por la nueva ubicación "en la periferia y con pocas opciones de transporte público"

El colegio público Juan XXIII de Mérida.

El colegio público Juan XXIII de Mérida. / EL PERIÓDICO

Redacción

El sindicato docente PIDE ha solicitado a la Consejería de Educación y Empleo que se mantenga la ubicación actual del aula de adultos de Mérida en el centro Legión V y que se amplíe con los espacios existentes en este recinto (ahora cedidos a otros colectivos) en lugar de trasladarse al colegio Juan XXIII. Según PIDE, el traslado conllevaría una previsible pérdida de alumnos, ya que las nuevas instalaciones estarían en la periferia y con escasas alternativas de transporte público.

"Desde PIDE consideramos errónea la propuesta del alcalde de Mérida de trasladar el centro de adultos al colegio Juan XXIII una vez que este haya sido cerrado y desalojado de sus legítimos inquilinos", indica. Para el sindicato "es del todo inaceptable", no solo porque la propuesta no ha sido consensuada con el propio centro de adultos, sino porque en caso de falta de espacio, "la solución más racional y económica" es disponer de los locales de la planta baja del edificio de Legión V, actualmente cedidos por el ayuntamiento a diferentes asociaciones. 

Además, el colectivo apunta que el traslado del aula de adultos "a la periferia y con escasas opciones de transporte público", dificultaría el acceso de los alumnos y conllevaría una previsible pérdida de alumnado. A ello se unen las inversiones que se han realizado en las instalaciones en los últimos años. La última de 121.000 euros para remodelar la cocina, almacén, aseos y tejado, coste que se suma a la inversión previa en la remodelación del restaurante, que con el traslado supondrían "un importante despilfarro de dinero público".