La soledad no deseada, apodada por muchos como ‘la epidemia del siglo XXI’, es un fenómeno creciente que afecta principalmente a las personas mayores y que se ha visto agravado por la pandemia de coronavirus. Con el objetivo de combatir esta problemática, que en muchos casos parece invisible para la sociedad, el Ayuntamiento de Mérida volverá a poner en marcha un Programa de Acompañamiento de Mayores, que este año llegará a las barriadas de Nueva Ciudad, Santa Isabel, La Antigua y San Luis. Su financiación correrá a cargo de la Junta de Extremadura, a través del Sepad, con una subvención de 100.000 euros. 

«Con una mirada diferente, este programa pone en práctica un nuevo enfoque de atención a nuestros mayores, acercando servicios y recursos que permitan mantener activa a las personas, participar plenamente de la vida de la comunidad y combatir la soledad», destaca en nota de prensa la delegada de Servicios Sociales, Catalina Alarcón. «Mérida fue pionera poniendo en marcha este programa el pasado año, con un gran éxito y beneficio para los participantes», recuerda. En concreto, en 2021 se desarrolló en las zonas de La Antigua y San Luis, en las que se volverá a intervenir, y participaron personas mayores de 65 años que vivían solas o se sentían solos.

«Con este proyecto se acompañaba a estas personas tanto en el domicilio como fuera del mismo y para esto se realizaron intervenciones individuales y grupales, donde las personas mayores actuaron como sujetos activos y participativos de su comunidad», explica la edil. El programa consta de tres proyectos. Uno de ellos está centrado en sensibilización y difusión del programa, mientras que otro busca derribar barreras que permitan a los mayores salir y relacionarse en su medio. Una tercera pata de la iniciativa pretende establecer redes sociales entre los mayores y su entorno. La idea final es crear una red de apoyo entre los denominados ‘observadores’ (vecinos, comercios, farmacias, parroquias…) y los trabajadores de Servicios Sociales.