Kiosco

El Periódico Extremadura

SE CUMPLE UN AÑO DESDE QUE EL GIGANTE TEXTIL DE INDITEX CERRARA SUS PUERTAS

Hay vida más allá de Zara

El comercio local de Mérida hace varias lecturas tras el cierre de las dos tiendas textiles, pues ha bajado la afluencia de clientes de los pueblos, pero los emeritenses compran más en otros negocios del centro

La tienda de Zara Mujer en Mérida, antes de que cerrara definitivamente sus puertas. EL PERIÓDICO

Cuando se cumple un año del cierre de las dos tiendas de Zara en Mérida es el momento de hacer balance de lo que ha supuesto para el comercio local la marcha del gigante textil de Inditex. Según traslada a este diario Meña Lozano, integrante de la Asociación de Comerciantes Emérita Augusta, esta clausura presenta dos lecturas bien diferenciadas. Por una parte, la empresaria destaca que en la zona centro ha bajado la afluencia de clientes procedentes de los pueblos aledaños a la ciudad. Si bien, el cierre también ha propiciado que los emeritenses compren más en otras tiendas textiles locales. «Mérida tiene mucho pequeño comercio y no hacen falta las grandes firmas», asegura Lozano, quien anima a la ciudadanía a comprar en estos negocios.

Los establecimientos de Zara estaban en la calle San Francisco, pegada a la calle Santa Eulalia, y cerraron sus puertas el 15 de mayo del pasado año, en el marco de un plan de la empresa gallega para adaptarse al comercio electrónico. La tienda Zara Niño abrió sus puertas en 1995 y cinco años después lo hizo la de Mujer. Entre las dos sumaban 18 trabajadoras en el momento de su cierre, algunas de las cuales llevaban muchos años trabajando en la multinacional, y las condiciones del despido fueron satisfactorias. A día de hoy, la mayoría está estudiando oposiciones, pues aunque se les dio la opción de ser reubicadas en otros centros de la compañía, al estar fuera de la ciudad, rechazaron esta posibilidad.

Apenas siete meses más tarde de que cerrara Zara, la cadena de perfumerías Primor inició su andadura en el amplio local que había dejado libre Zara Mujer en pleno centro de la ciudad. En este punto, cabe destacar que esta compañía se ha convertido en todo un éxito comercial por sus precios ‘low cost’, por lo que son muchos los ciudadanos que acuden a comprar al establecimiento generando así afluencia de clientes. Por su parte, el grupo de Amancio Ortega mantiene abiertas las tiendas de Pull&Bear y Stradivarius. De momento, no hay noticias de que vayan a tomar el mismo camino de Zara.

Compartir el artículo

stats