Kiosco

El Periódico Extremadura

análisis del periodo estival de descuentos

Unas rebajas a medio gas en Mérida

Los comerciantes reconocen que han de subir el precio de los productos para hacer frente a la inflación. Destacan que los clientes tienden ahora a priorizar más los gastos

Comercio con carteles anunciadores del periodo de rebajas, en la calle Santa Eulalia de Mérida. EL PERIÓDICO

Basta darse una vuelta estos días por la calle Santa Eulalia de Mérida para darse cuenta de que las rebajas ya no son lo que eran. «Hace años era abrir las puertas de cualquier tienda y la gente se abalanzaba», recuerda Patricia Llanos, presidenta de la Asociación de Comerciantes de Mérida. El fin de las rebajas reguladas en el año 2012, con una nueva ley que amplió los horarios de apertura del comercio y eliminó las restricciones para los periodos de descuentos, acabó con esas imágenes que todos recordamos. Y aunque los descuentos aún siguen siendo atractivos, el incremento generalizado de los precios no se lo está poniendo fácil a los comerciantes

«Las rebajas de verano son mucho más tranquilas que las de invierno, porque en verano las diferencias de precios no son tan grandes», sostiene la empresaria. «Este año se nota mucho más que la gente compra menos, no sé si es porque está un poco asustada con la subida del diésel, pero el caso es que se nota muchísimo menos movimiento en las calles», lamenta. En esta línea, Llanos indica que los comerciantes tienen que subir los precios para hacer frente a los costes: «Está subiendo mucho el precio de todo, pero no del salario que entra en casa. La gente tiene miedo de gastar y prioriza el comprar algo que sea esencial a, por ejemplo, un vestido»

A pesar de las dificultades actuales, la presidenta señala que recientemente han abierto 3 o 4 tiendas. Una de las nuevas comerciantes es Mari Ángeles Calderón, propietaria de Ragazza´m, quien afirma que «de momento las ventas no van mal porque todavía es época de eventos y la gente compra». «La inflación nos perjudica a todos, porque a nosotros nos suben los precios y tenemos que subirlos también», apunta. Por último, la presidenta de los comerciantes resalta la importancia del turismo nacional, sobre todo del que llega del norte del país, ya que han percibido que este se ha incrementado tras la pandemia: «Tengo clientes que vienen todos los años y cargan porque tenemos precios más competitivos que en el norte».

Compartir el artículo

stats