Kiosco

El Periódico Extremadura

Campamento de verano

Robótica, la disciplina de moda en Mérida

120 jóvenes emeritenses disfrutan de los talleres lúdicos que se imparten en El Economato. Reciben clases de programación, vuelo de drones y legos motorizados

En El Economato. Los participantes programando luces. EL PERIÓDICO

«He aprendido a conectar luces led con el ordenador, a pilotar drones y hacer legos que se mueven con motores», comienza diciendo Carlos a sus 10 años. Es uno de los 120 niños que están apuntados al campamento de robótica que organiza el Ayuntamiento de Mérida, una actividad con gran demanda porque ahora está de moda. Y al igual que él, otros muchos están de acuerdo con que nunca habían asistido a un campamento donde les enseñaran a trabajar con medios tecnológicos como en este. 

«Estos cursos son muy guays, nunca había ido a ningún sitio que me enseñaran lo que me enseñan aquí, esto es un sitio muy especial, porque cualquier cosa me gusta en este campamento», dice Silvio a sus 8 años. «He ido a otros campamentos pero nunca había hecho estas cosas», confirman Andrea Medino y su hermana Flávia, también alumnas.

Programación. Alumnos conectando luces con el ordenador. EL PERIÓDICO

Estos son tan solo cuatro de los 480 chicos que este año están participando en los campamentos del Ayuntamiento de Mérida, que incluyen varias modalidades y que han recibido cerca de mil solicitudes para 480 plazas. Son cuatro turnos con 30 plazas en cada uno de ellos.

En la modalidad de robótica aprenden a programar con el ordenador mediante aplicaciones como Minecraft y Lego Robot, además de actividades con vuelo de drones. Este curso en concreto tiene la finalidad de que aprendan a desenvolverse con las tecnologías ya que las tenemos en nuestra vida diaria.  

En este curso, la edad asignada es de entre 6 a 12 años. Felipe González, concejal de Juventud de Mérida destaca que estos cursos son «totalmente inclusivos». «Hay chicos con diversidad en algunos de turnos», dice. Explica el proceso de selección para cada turno: «se hace todo por sorteo, porque intentamos que a las actividades se puedan acceder independientemente de las capacidades de cada uno».  

El objetivo de este campamento de verano es conseguir que los jóvenes aprovechen su tiempo adquiriendo habilidades personales y profesionales que en los centros escolares no es posible dar. «Tratamos de darles una educación informal, que es lo que no se da en los institutos ya sea por tiempo o por currículum pedagógico, pues dársela nosotros en los cursos de verano, para que tengan un tiempo libre saludable, creativo y activo », defiende González. 

Nuevas tecnologías. Alumnos utilizando plataforma Minecraft. EL PERIÓDICO

Deportes y naturaleza

Los campamentos urbanos los organiza el Ayuntamiento de Mérida y forman parte del Programa Joven Ocio 13, financiado por el Ministerio de Sanidad. Comenzaron el lunes 4 de julio hasta el viernes 26 de agosto. Además del campamento de robótica se imparten otros como iniciación a los deportes náuticos, talleres de naturaleza y actividades de multiaventura.

«No solo nos centramos en las actividades respectivas a cada curso, sino que en todas las modalidades hay charlas sobre la prevención de consumo de alcohol y drogas legales», explicaba Felipe. Con esto se les intenta concienciar desde muy jóvenes de los prejuicios que tiene el alcohol en edades tempranas y el consumo de tabaco. 

Además también hay charlas sobre el cuidado de hábitos saludables y el conocimiento de la ciudad de Mérida, con el objetivo de «cuidarlo, respetarlo y saber la riqueza patrimonial que tenemos en nuestra ciudad», corrobora González. 

Compartir el artículo

stats