Kiosco El Periódico Extremadura

El Periódico Extremadura

situación de las salas emeritenses

Malos tiempos para el cine en Mérida

Cines Victoria registra un 50% menos de espectadores que antes de la pandemia de coronavirus

Interior de las instalaciones de Cines Victoria, en el centro comercial El Foro.

El cine ya no es lo que era. Las ansias de esperar a que estrenaran esa película que tantas ganas tenías de ver. Esas colas inmensas para comprar las entradas. Y esas salas llenas de gente preparadas con sus palomitas para ver la película. Cada vez menos gente tiene como pasatiempo ir al cine. Y es que tras la pandemia de coronavirus parece que la gente ha perdido ese afán.

Juan Ignacio Villegas empezó montando un cine de verano junto a su padre en 1992, por lo que cuenta con más de 30 años en esta industria. Villegas explica que tenía 18 años cuando acababa de terminar sus estudios y pensaron que «era una buena idea». De esta forma, actualmente cuenta con seis cines Victoria en diferentes lugares de España: Almendralejo, Don Benito, Mérida, Aranda de Duero, Cullera y Rota.

La industria cinematográfica está pasando por sus peores momentos. La pandemia fue muy dañina para este sector. Tras un año de parón por el coronavirus, el regreso de la gran pantalla se entendió como un paso más en el esfuerzo del cine por volver a la normalidad, a pesar de ello es algo que está costando considerablemente. Villegas asegura desde los cines Victoria de Mérida que «no se ha conseguido remontar desde la pandemia». Asegura que «está costando mucho» volver a la normalidad pero que «va progresivamente muy poco a poco»

La menor afluencia de público y la subida de los precios, está provocando un notable daño en los cines. Comenta Villegas que en Mérida «actualmente se encuentran a un 40% menos de que la media respecto a los últimos cinco años contando desde 2019 hacia atrás». Aproximadamente de tener unos 200.000 espectadores que entraron en los Cines Victoria de Mérida en 2019 a unos 140.000 que tienen previsto en 2022. No obstante, se le suma la inflación. Una subida en la factura de «casi el doble por cada cine», explica. Se queja de que «ha subido todo: Refrescos, maíz de palomitas, luz, gominolas». Se trata de una subida, que de momento, no está repercutiendo en el precio de la entrada.

Entre las grandes amenazas actuales de las salas de cine, se encuentran en el puesto número uno las plataformas digitales, en las que ya cada vez se estrenan más películas, en lugar de hacerlo en la gran pantalla. «Las plataformas han venido para quedarse y hacer competencia en los cines», asegura Villegas. Sin embargo, piensa que «hay sitio para los dos, tanto para los cines, como las plataformas digitales». 

Compartir el artículo

stats