Más de 1.100 personas recorrieron ayer las calles y monumentos de la ciudad en el marco de la Caminata Vía Rosa, una iniciativa promovida por la Asociación Club Deportivo Caminos Romanos, a beneficio de la Asociación Oncológica de Extremadura (AOEX). En concreto, el objetivo principal de esta actividad solidaria era dar la máxima visibilidad a las enfermedades oncológicas y muy especialmente al cáncer de mama, a su problemática, así como a las necesidades de las afectadas y sus familiares.

La marcha partió a las once de la mañana desde el descendedero del puente romano y discurrió por diferentes recintos monumentales como la alcazaba árabe, el teatro y anfiteatro romano, la casa del Mitreo o el templo de Diana. «Tenemos la gran suerte de vivir en una ciudad como Mérida, que tiene unos monumentos inigualables, y gracias a la autorización del Consorcio hemos podido pasar por el interior de los monumentos», manifestó ayer a este diario el presidente del club, José Luis Rodríguez.

Todos los participantes en la caminata recorrieron los 3,5 kilómetros del trayecto ataviados con una camiseta de color rosa facilitada por la organización del evento, que contó con el apoyo de una treintena de voluntarios para que se desarrollara de la mejor manera posible. A su llegada a la plaza de España, se llevó a cabo la lectura de un manifiesto. 

Cabe destacar que el dinero recaudado a través de las inscripciones, que tenían un precio de ocho euros, irá destinado a la AOEX de Mérida, que es una de las 22 delegaciones que tiene la asociación oncológica extremeña, una entidad de utilidad pública que ofrece, entre otros servicios, ayuda psicológica, talleres de relajación, asesoría jurídica, así como voluntariado para los pacientes de cáncer y sus familias. Asimismo, varias entidades también realizaron aportaciones económicas.

«La labor que realizan desde la asociación oncológica con los enfermos de cáncer y sus familiares es fundamental y queríamos hacerles ver que no están solos», destacó Rodríguez. Por último, indicar que el club emeritense ya está trabajando para poner en marcha una ruta senderista a favor de la Asociación de Familiares de Enfermos de Alzheimer y otras Demencias de Mérida (AFAM), que tendrá lugar en marzo del año que viene. «Esperemos que también sea un éxito de asistencia porque todas estas asociaciones tienen una necesidad tremenda de tener ingresos, ya que con las subvenciones gubernamentales no les llega para cubrir sus servicios», subrayó.